EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Servicio Andaluz de Salud

Salud espera sumar a más de mil liberados sindicales a la labor asistencial

Sanitarios apean a un paciente de una ambulancia en Granada Sanitarios apean a un paciente de una ambulancia en Granada

Sanitarios apean a un paciente de una ambulancia en Granada / A. L. Juárez / Photographers (Granada)

El Gobierno de la Junta prevé aprobar mañana un decreto que dé vía libre a la incorporación de 1.281 liberados sindicales del ámbito sanitario a una labor estrictamente asistencial. Esta decisión, prevista en la propuesta del Plan de Contingencia de personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) aprobado el sábado, supondrá que, de modo voluntario, y atendiendo a las necesidades sanitarias, puedan sumarse 610 efectivos, entre médicos y enfermeros, y otros 671 profesionales de gestión, servicios y diferentes especialidades sanitarias que hasta ahora realizaban la representación de los trabajadores. 

Esta medida, prevista para un escenario de pérdida de efectivos por el coronavirus, permitirá que a los aproximadamente 46.000 médicos y enfermeros que componen la plantilla teórica del SAS se agregue hasta un 1,3% de profesionales más (610, entre médicos y enfermeros). Unidos a los nuevos contratos y el reclutamiento de sanitarios jubilados, estos refuerzos servirán para sustituir, entre otros, a los 649 sanitarios que han causado baja laboral por el contagio del coronavirus, según ha informado la Junta este mediodía.

Supresión de los permisos de liberación sindical

Después de una reunión del gabinete de crisis, el portavoz del Gobierno autonómico, Elías Bendodo, pidió ayer a todos los liberados sindicales de la sanidad pública que "en la medida de sus posibilidades" se incorporaran a su puesto de trabajo asistencial, en línea con el planteamiento del Plan de Contingencia que planteaba, ante la necesidad, "suprimir los permisos de liberación sindical total y parcial".

La Junta permitirá que la incorporación de los liberados sindicales sea "donde decidan" y no donde tienen la plaza. Además, según explicó ayer Bendodo, "ni mucho menos" puede obligarse a un delegado sindical a incorporarse, sino que se "facilita el camino" para que lo hagan "voluntariamente" y para que puedan ofrecerse "a arrimar el hombro" ante la crisis actual.

Los sindicatos han criticado el modo en que la Junta han anunciado la decisión prevista en los planes ya negociados entre las partes. La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, ha expresado a este periódico su "sorpresa" ante el anuncio del portavoz del Gobierno andaluz, no sólo por el "tono populista" sino porque la incorporación de los liberados sindicales, que "ya se está realizando" sin la aprobación del decreto de mañana, había sido una propuesta "colectiva" de los sindicatos. "Lo hemos acordado verbalmente y lo hemos dejado por escrito", ha aclarado López, que se remite a un documento firmado el sábado.

Delegados sindicales en turnos

Asumida la predisposición a volver a la labor asistencial en hospitales y centros de salud, los representantes de los trabajadores quieren que esa incorporación se lleve a cabo con racionalidad y garantías, puesto que hay un número importante de liberados que, después de años de trabajo sindical, tendrían dificultades para efectuar la misma labor que los compañeros organizados en los equipos de trabajo.

El presidente del sector autonómico de Sanidad del CSIF, Victorino Girela, ha informado a este periódico que tienen a "todos los delegados parciales incorporados a sus puestos en Andalucía" y a "algunos liberados totales apoyando a sus compañeros" en los turnos.

CSIF, como el resto de sindicatos, quiere dejar claro que ofrece a sus delegados de toda España "cuando la situación lo requiera", aunque subrayan que en estos momentos están haciendo igualmente una labor no poco relevante en materia de "prevención de riesgos laborales", refiriéndose a la instalación de mamparas, la solicitud de equipos de seguridad y material de protección a la Administración o el apoyo en la reorganización del trabajo y los turnos, entre otras acciones.

Desde UGT, como respuesta al anuncio hecho ayer por Bendodo, han endurecido el tono de sus críticas y tacharon ayer de "deleznables" las declaraciones del portavoz del Gobierno. En coincidencia con CCOO y CSIF, desde UGT también han querido dejar claro no sólo que sus delegados están a disposición de la Administración sanitaria sino que ya hay quienes se han ido sumando a la labor asistencial. 

    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios