Andalucía

El PSOE atosiga a la Junta con miles de preguntas escritas en la Cámara

  • El Grupo Socialista suma 7.826 cuestiones después de poco más de cien días de Gobierno

  • Ciudadanos critica el "colapso" que provoca el desmedido uso de la herramienta de control

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Mario Jiménez, durante una comparecencia en la sala de prensa del Parlamento. El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Mario Jiménez, durante una comparecencia en la sala de prensa del Parlamento.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Mario Jiménez, durante una comparecencia en la sala de prensa del Parlamento. / Europa press

Después de 37 años siendo sustento del Gobierno de la Junta, el PSOE no ha necesitado recibir clases para despuntar en el registro de preguntas escritas en el Parlamento. Y lo hace además como un verdadero experto, como si lo llevara haciendo toda la vida. Sólo hay que observar los números: en poco más de cien días de vigencia del nuevo Gobierno del PP y Ciudadanos, el Grupo Parlamentario Socialista ha remitido a la Mesa del Parlamento 7.826 cuestiones escritas, una de las herramientas de las que disponen los grupos parlamentarios para ejercer el control de la acción del Gobierno.

Doce años hacía que el Grupo Socialista no había dirigido una pregunta escrita a un Gobierno. La última vez fue un mes de abril de 2007. En aquella legislatura -la séptima-, el PSOE hizo uso de este modo de control parlamentario en diez ocasiones. En total, en las diez legislaturas anteriores, la formación socialista ha trasladado 259 cuestiones a los sucesivos rectores de la Junta, extremo que no es nada extraño por otro lado.

En el Ejecutivo afean el uso reiterado de una misma pregunta para los 778 municipiosDesde las filas socialistas responden que se limitan a cumplir su obligación "con rigor"

No suele ser común que las formaciones políticas que apoyan a los gobiernos hagan uso de tal recurso parlamentario para recabar información. También sucede en la actual legislatura -la undécima-, en la que PP y Cs son los únicos grupos que no han ejercido su potestad de efectuar preguntas al Ejecutivo.

Sí lo han hecho Adelante Andalucía, que ha registrado 990 preguntas hasta el 24 de abril, y Vox, que lo ha hecho en nueve ocasiones. Es de suponer que, con sus compañeros de formación en la sala de mandos, tienen vías más ágiles para obtener la información deseada.

Volviendo a la voracidad cuestionadora del PSOE, las 7.826 preguntas escritas que han superado el trámite de la Mesa de la Cámara suponen una plusmarca en la historia de la democracia andaluza.

En poco más de cien días de Gobierno, la cifra de cuestiones socialistas ya ha superado las que el PP notificó en la X y en la IX Legislatura (5.097 y 7.436 cuestiones, respectivamente).

De mantenerse este frenesí del PSOE en el envío de preguntas a lo largo de la actual legislatura, las plusmarcas pueden convertirse en hitos de antología. Si el PP registró 15.740 preguntas en su cuatrienio más prolífico -fue en la VIII Legislatura-, la media por ejercicio se reduce a 3.935 cuestiones anuales, casi la mitad de lo que la curiosidad del PSOE ha propiciado en cien días.

No son pocas las voces críticas en el Gobierno andaluz con estas prácticas parlamentarias. Hay consejerías que apuntan a que se trata de una táctica de atosigamiento por parte del principal partido de la oposición con objeto de atascar el trabajo de los técnicos de los departamentos gubernamentales. Para ello, desde el Gobierno aluden a las conocidas como preguntas fotocopia, que, naturalmente, no es la primera vez que ocurre en la Cámara andaluza.

El fenómeno de las denominadas cuestiones fotocopia consiste en la repetición de una misma pregunta, por ejemplo, para los 778 municipios de la comunidad autónoma. La Mesa de Cámara y, por tanto, los funcionarios de las consejerías han de llevar a cabo la misma labor de tramitación y su correspondiente respuesta en 778 ocasiones.

Desde el Ejecutivo señalan a las consejerías de Igualdad y Empleo como las principalmente afectadas por estos atracones de petición de información. Y critican que, habiendo estado durante más de tres décadas en el Gobierno, a cuento de qué necesitan saber tan urgentemente tantos detalles sobre cuestiones como las iniciativas de cooperación local para desempleados mayores de 45 años de los 778 municipios o las iniciativa de cooperación local para desempleados menores de 30 años de los mismos 778 municipios.

Desde el PSOE, preguntado por este periódico, se limitaron a responder, al ser preguntados por estas prácticas, que el grupo parlamentario "cumple con rigor su obligación" y que "si hay algún partido que pretenda coartar" su "libertad de ejercer el control al Gobierno, que lo diga".

Por su parte, Mónica Moreno, portavoz adjunta de Cs en la Cámara, cuyas consejerías están entre las más afectadas, manifestó que se trata de una práctica que pretende "colapsar la actividad del Parlamento y del Ejecutivo", tratando de trasladar una "sensación de inactividad" por parte del Gobierno. Moreno se felicitó, sin embargo, del programa cumplido en los cien días de Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios