Consejo de Gobierno en Sanlúcar La Junta de Andalucía inicia la cuenta atrás para eliminar los aforamientos

  • Juan Marín evoca a la Faffe y resta importancia a la polémica de la cena en Bajo de Guía

Reunión del Consejo de Gobierno en el Palacio de los Guzmán de Sanlúcar de Barrameda. Reunión del Consejo de Gobierno en el Palacio de los Guzmán de Sanlúcar de Barrameda.

Reunión del Consejo de Gobierno en el Palacio de los Guzmán de Sanlúcar de Barrameda. / Román Ríos

Comentarios 1

El Gobierno andaluz eligió este martes Sanlúcar de Barrameda para su segunda reunión fuera de Sevilla en un doble guiño a la localidad natal del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, y al lugar del que partió en 1519 la expedición comandada por el navegante portugués Magallanes.

El despliegue de seguridad y la acumulación de coches oficiales en las calles aledañas al Palacio de los Guzmán, el histórico edificio de la Casa de Medina Sidonia que acogió la cita, eran los únicos indicadores externos. Ni siquiera el fuerte viento de levante pudo ensombrecer el rostro de satisfacción de Marín, que asumió el protagonismo en la tradicional rueda de prensa posterior al Consejo, celebrada al aire libre, en los jardines del palacio.

Con un orden del día cargado de asuntos de interés para la provincia de Cádiz, el número dos del Gobierno andaluz, que compareció junto a la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, anunció el inicio del proceso para eliminar los aforamientos, una de las banderas del partido naranja y que se recogió en el pacto de gobierno con el PP.

Juan Marín se mostró convencido de la viabilidad de la medida, que implica una reforma del Estatuto y la convocatoria de un referéndum, aunque no cuente con el apoyo del PSOE. Asimismo, defendió que el Estatuto de Autonomía estipula “claramente” que aunque el Gobierno central modifique la Constitución en ese punto tendría que celebrarse un referéndum en la comunidad.

“Esto ya lo sabía el PSOE cuando lo firmó en 2015 para que la señora Díaz fuera presidenta con el apoyo de Ciudadanos”, añadió el vicepresidente de la Junta, que instó a los socialistas que “dejen de marear la perdiz”. Andalucía se convertirá así en la sexta comunidad que suprime los aforamientos, aunque Marín admitió que el proceso será largo.

El Consejo de Gobierno también impulsó otra medida de color naranja: la Ley de Formación Profesional, que se quedó a medio camino por el adelanto electoral. “Fue una propuesta que el PSOE no cumplió. Y este gobierno en menos de dos meses, la impulsa y la pone en marcha”, recalcó Marín. Las consejerías de Empleo y Educación se pondrán ahora manos a la obra para elaborar un texto que seguirá “los mismos criterios” que el tramitado en la anterior legislatura.

Polémica cena

La reunión del Consejo de Gobierno en Sanlúcar se vio empañada por la polémica acerca de la cena de todos los consejeros en la víspera del Consejo en Casa Bigote, un conocido establecimiento de Bajo de Guía. “Si alguien quiere los tickets, los tenemos”, insistió Marín.

Así se despachó tras ser cuestionado por las críticas provocadas por el ágape. Marín ejerció en la noche del lunes de cicerone en el establecimiento de Bajo de Guía, el barrio marinero de Sanlúcar. Sobre el menú, se sabe que tuvo un coste de 40 euros y que no incluía los famosos langostinos de Sanlúcar, aunque sí otros platos típicos de la zona, como las patatas aliñadas o las acedías y los chocos fritos.

El vicepresidente reconoció que necesitaban “un ratito” como el de la noche del lunes, donde hablaron “de cosas más distendidas” en “una ciudad maravillosa” y además lo pagaron entre todos. Sobre el documento de protocolo de la Junta en el que se incluía la cena, explicó que el Gobierno “no tiene absolutamente nada que ocultar”. “A lo mejor otros no lo ponían y se pegaban esos homenajes a costa de todos los andaluces”, apuntó.

Marín contrastó esta situación con el escándalo de las tarjetas de la Faffe, cuyo ex director Fernando Villén utilizó en un prostíbulo sevillano, en el que se registraron hasta 15.000 euros de gasto de dinero público, aunque el caso está bajo investigación judicial. Sobre este escándalo se indagará también en el Parlamento después de que se constituyese el lunes una comisión de investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios