La salud es lo que importa

Un mundo, muchas voces

El Día Mundial de la Voz permite ofrecer consejos para su cuidado, como la importancia de dejar el tabaco que daña la mucosa que recubre la faringe 

Bajo el lema ‘Un mundo, muchas voces’, la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha conmemorado el Día Mundial de la Voz. Con la llegada de las mascarillas a la vida diaria, su uso induce hacia la necesidad inconsciente de aumentar el esfuerzo vocal, lo que, con el tiempo, puede incrementar el riesgo de desarrollar disfonía funcional. Así lo advierte un trabajo reciente publicado en Journal of Voice. El doctor Pedro Cabrera, presidente de la Comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución de la SEORL-CCC, quiere dejar claro que es el mal uso de la voz y no la mascarilla lo que puede perjudicarnos.

Dado que tendremos que emplear la mascarilla en nuestro día a día, Cabrera destaca la importancia “de controlar las ganas de elevar y forzar la voz para sentirnos escuchados, pues todo ello, además de repercutir en nuestra capacidad respiratoria, puede tener consecuencias para las cuerdas vocales y causar molestias como ronqueras o disfonías”.

Con el objetivo de facilitar la escucha y la comunicación oral con el uso de mascarilla sin dañar la voz, este especialista recuerda, “que es necesario respirar de forma cómoda y calmada, sin utilizar el aire residual y sin sensación de ahogo, vocalizar bien y hablar claro y lento para evitar tener que repetir”.

Sin embargo, otro estudio publicado también en Journal of Voice matiza que las mascarillas quirúrgicas desechables tienen una influencia menor sobre las propiedades acústicas del habla. Para cuidar las cuerdas vocales los expertos recomiendan seguir unas pautas. Desde el Hospital Quirónsalud Tenerife lo primero que aconsejan es eliminar el consumo de tabaco, ya que afecta a la mucosa que recubre la faringe, así como los ambientes con humo. Además, es importante beber unos dos litros de agua al día y reducir el estrés.A la hora de hablar, desde el centro hospitalario señalan que es importante utilizar el tono y el volumen adecuados, es decir, sin chillar, ni susurrar. Y para cuidar la garganta aconsejan evitar los productos que la irritan como el alcohol y los alimentos y bebidas muy fríos o calientes.

Asimismo, es importante cuidar la postura corporal para evitar tensiones en el cuello y la cara y, en el caso de que tengamos que gritar, la mejor forma hacerlo sin dañar las cuerdas vocales con el máximo apoyo abdominal para reducir al mínimo la tensión en el cuello. Tampoco es bueno para la garganta ‘carraspear’, es preferible toser de manera suave.

Y para las profesiones en las que la voz sea su herramienta de trabajo como los profesores, para llamar la atención y no gritar recomiendan sustituirlo por palmadas, silbidos y timbres.

Finalmente, es importante aprender técnicas de proyección vocal para hacerse oír sin tener que subir el tono de voz y para ayudar a prevenir patologías orgánicas de las cuerdas vocales. Para ello, es importante entrenarse bajo la dirección de un logopeda para reducir tensiones innecesarias en el sistema fonatorio. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios