Sevilla

El SAS indemniza a una paciente por olvidar material quirúrgico en su interior después de una cesárea

  • La mujer acudió varias veces al hospital por fuertes dolores en el abdomen y nunca le detectaban nada.

Comentarios 3

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha indemnizado con 11.113 euros a una embarazada a la que le dejaron olvidada una compresa quirúrgica en el abdomen después de dar a luz por cesárea, según ha informado este lunes en una nota la organización de consumidores FACUA-Consumidores en Acción, de la que esta paciente es socia y tras cuya reclamación se llegó a un acuerdo con el SAS.

De hecho, este olvido provocó que la afectada, Patricia G.M., y que dio a luz el 24 de julio de 2008 en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, tuviese que ser operada casi un año más tarde para extraerle dicha compresa. Según relata FACUA, poco después de la cesárea la paciente "comenzó a sentir dolor abdominal, ausencia de menstruación y malestar generalizado". Pese a que acudió "varias veces" a los servicios de urgencias, "nunca le detectaban nada y le diagnosticaban gastroenteritis u otras afecciones de menor importancia".

El 28 de abril de 2009 fue atendida por el servicio de urgencias del Hospital de San Juan de Dios y, tras realizarle una radiografía simple, fue cuando le detectaron "material quirúrgico en su interior", lo que motivó que este centro hospitalario contactase con el Hospital Virgen del Rocío, por ser el centro que la atendió durante el parto, "procediendo a derivarla urgentemente para que sea intervenida".

Según la misma organización de consumidores, el informe médico del Virgen del Rocío refleja que en esta segunda operación ya se produjo "la extracción de material fibroso encapsulado, de aproximadamente seis centímetros de diámetro máximo, y que tras la apertura de cápsula fibrosa se objetiva la presencia de material quirúrgico-gasa de campo".

El equipo jurídico de FACUA pidió entonces al Servicio de Aseguramiento y Riesgo del SAS un informe de la primera operación, en el que se especifica que "en la cesárea realizada se detectó la falta de una compresa en el contaje efectuado en el quirófano, a la que se asegura que "dicha compresa no se localizó a pesar de realizar una revisión exhaustiva de la cavidad". Asimismo, en el informe se reconoce la relación causa-efecto cuando afirma que "dicho evento ha ocasionado el ingreso e intervención quirúrgica urgente, en la que se extra material fibroso encapsulado que contenía la referida compresa".

Finalmente, y después de la reclamación de FACUA, la afectada llegó a un acuerdo con el SAS, por el que éste la ha indemnizado "con un total de 11.113 euros, de los que 611,82 euros corresponden por nueve días de hospitalización y 10.501,75 euros por 353 días no impeditivos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios