marítimas

El 'Elcano' ya descansa en su tierra

  • El buque-escuela de la Armada española regresa a Cádiz tras completar su XC crucero de instrucción, que ha discurrido por el continente americano durante un periodo de seis meses

El Juan Sebastián de Elcano, el buque-escuela de la Armada española, ya se encuentra en casa desde ayer tras seis meses de viaje. Ya queda lejano el 11 de febrero, sábado de Carnaval, día en el que la embarcación zarpó rumbo a Funchal (Portugal). Desde ahí, y tras una parada en Las Palmas, el navío cruzó el océano Atlántico para visitar Río de Janeiro (Brasil), Montevideo (Uruguay), Buenos Aires (Argentina), Ushuaia (Argentina), Punta Arenas (Chile), Valparaíso (Chile), El Callao (Perú) y Charleston (Estados Unidos) antes de regresar a tierras gaditanas.

En su XC crucero de instrucción, una de las peculiaridades ha sido que en su viaje de vuelta el buque no atracó en Marín (Pontevedra), por lo que los 61 guardiamarinas de la 420ª promoción del Cuerpo General y 150ª de Infantería de Marina llegaron hasta Cádiz. Una imagen diferente que permitió conocer el aprendizaje de los que han navegado por primera vez en el Juan Sebastián de Elcano, que ha estado dirigido por el capitán de navío Ignacio Paz García.

Desde muy temprano, muchos familiares ya esperaban detrás de las vallas colocadas en el Muelle Ciudad del Puerto de Cádiz a que el buque-escuela llegara. Poco antes de las diez de la mañana, el Juan Sebastián de Elcano ya se podía contemplar. Multitud de barcos de recreo lo acompañaron para ver desde un lugar privilegiado cómo se acercaba a tierra.

Muchas pancartas dieron la bienvenida a los marineros. Incluso, algunos familiares y amigos fueron más allá en el recibimiento al ponerse unas caretas de la persona a la que estaban esperando.

En el apartado institucional, entre las autoridades civiles estuvieron presentes el alcalde de Cádiz, José María González; el subdelegado del Gobierno, José Pacheco; los diputados Teófila Martínez, Alfonso Candón y Javier Cano, el senador Antonio Sanz, los concejales Juan José Ortiz, Laura Jiménez y María Fernández-Trujillo, y el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, siendo acompañados por las autoridades militares.

Con una puntualidad exquisita, a las 10 horas ya estaba finalizando el buque-escuela la maniobra de atraque. De fondo, sonaba el himno de la Armada, que fue interpretado por los marineros.

Una las curiosidades de este XC crucero de instrucción ha sido que en el buque-escuela ha navegado junto a la tripulación dos botas de XC Palo Cortado "de ida y vuelta", de González Byass, con las que se conmemora la primera circunnavegación de Magallanes-Elcano hace 500 años.

Tras el recibimiento a la embarcación por parte del Almirante de la Flota, Juan Rodríguez Garat, las salvas y la devolución de la imagen de La Galeona, que ha viajado en este XC crucero de instrucción, llegó el momento más esperado por todos los asistentes: el primer abrazo a los guardiamarinas tras seis meses fuera de sus casas.

Esta emoción la mostraba Manuel González de Canales, guardiamarina de Ferrol, tras ver a su familia. "Ha sido muy emocionante el recibimiento en Cádiz con toda la familia y la gente", comentaba tras un viaje del que destacó "los momentos buenos que pasas con los compañeros".

Una historia curiosa la protagonizó el gaditano Guillermo Supervielle, con una tradición familiar dentro del mundo militar. Durante el viaje ha podido ver a su padre, que también es militar y se encuentra destinado en Valparaíso en la Agregaduría de Defensa en Chile. "Fue lo mejor, sin ninguna duda", comentó el guardiamarina.

Kiko Márquez, otro guardiamarina gaditano, resaltó del crucero que, "aunque siempre hay momentos duros, todos somos una piña y entre todos nos apoyamos, por lo que se pasa el tiempo rápido". Jaime López, también de Cádiz, dio gran importancia al hecho de poder haber realizado el viaje en el Juan Sebastián de Elcano, ya que "el barco es una maravilla, tanto navegando como por la vida que tiene".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios