vinoble 2018 | X Edición del salón de los vinos nobles

Ayer y hoy de los generosos andaluces

  • Jerez, Montilla, Condado y Málaga se unen para explorar su vertiente científica en el Congreso de los Vinos Andaluces

  • Madrid acogerá la primera edición a principios de abril

Había un hueco que rellenar y ante la amenaza de que otros aprovecharan la coyuntura, los consejos reguladores de las Denominaciones de Origen de los vinos generosos andaluces se han puesto de acuerdo para, con el apoyo de la Consejería de Agricultura, aprovechar los años impares en los que descansa el Salón de los Vinos Nobles para explorar su vertiente científica, aunque también lúdica, a través del Congreso Internacional de los Vinos Tradicionales de Andalucía.

Responsables de los consejos reguladores de Jerez, Montilla-Moriles, Condado de Huelva y Málaga, acompañados por Juancho Asenjo, en representación de la dirección académica de la cita, el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, y la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, presentaron ayer la que será la primera ecición del alter-Vinoble, que se celebrará entre del 1 al 3 de abril del próximo año en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Junta y parte de los cuatro consejos reguladores implicados

La iniciativa parte de los cuatro consejos reguladores implicados, explicó el director de la institución jerezana del vino, César Saldaña, quien detalló durante la presentación ayer en la sala del Molino del Alcázar que la idea es ocupar los años alternos a Vinoble con una propuesta itinerante y dirigida fundamentalmente a profesionales del ámbito del vino, la gastronomía, la distribución y la universidad, entre otros.

La parcela académica abordará la intrahistoria de los vinos tradicionales andaluces para transmitir su legado histórico, su filosofía y las características de la tierra en la que se dan estos caldos, en palabras de Juancho Asenjo, se trata de explicar, con una base científica, "desde lo que hemos sido a lo que podemos ser", en un recorrido "del ayer al hoy" porque "lo que no se cuenta no existe".

Según detalló el responsable junto al experto y profesor de sumilleres Paco del Castillo de la dirección académica del Congreso, no es casualidad que en Andalucía se den cuatro de los cinco grandes vinos de España, pero hay que ofrecer "una visión académica, distinta con la participación de gente de aquí y de fuera" y sin perder de vista la aportación del trabajo de investigación en las universidades de Cádiz y Córdoba (UCA y UCO), pero también su parte lúdica, sobre todo a través de la gastronomía de la tierra.

En representación de los cuatro consejos reguladores, el presidente del de Málaga, José María Losantos -en el acto también estuvieron presentes Beltrán Domecq de Jerez, Javier Martín de Montilla-Moriles y Manuel Infante de Condado de Huelva- subrayó la especial significación para las instituciones del vino andaluzas del Congreso, que es el resultado de una forma de pensar que se está imponiendo entre nosotros, basada en la cooperación y en la unidad de acción, y que se ha puesto de manifiesto en iniciativas concretas como la constitución colegiada de la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía y otras que están por venir".

"Somos herederos de una tradición enológica única y diversa que necesitamos y queremos transmitir al mundo desde la unidad", añadió Losantos, no sin insistir en que "el Congreso va a ser un espacio para hablar de nuestros vinos tradicionales y reivindicarlos; un foro abierto al debate y a las ideas, despojado de tópicos y con visión de futuro".

La iniciativa cuenta de partida con el apoyo decidido de la Junta de Andalucía, cuyo consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, manifestó ayer su doble satisfacción de poder presentar el que será el primer Congreso del ramo en Vinoble y en presencia de los cuatro consejos reguladores que lo promueven. "Tradición y prestigio se unen en estas cuatro Denominaciones de Origen andaluzas, que tienen un patrimonio vitivinícola de incalculable valor", señaló Rodríguez Haro, quien abogó por "sacar mayor partido al dinamismo de los vinos tradicionales andaluces y al auge de la gastronomía"a través tanto de las sesiones académicas, comunicaciones científicas, ponencias y mesas redondas, como de los encuentros informales, catas, cenas de maridaje y demás actividades lúdicas que se celebrarán en paralelo.

Con anterioridad a la presentación, el titular andaluz de Agricultura dedicó buena parte de la mañana de ayer a conocer Vinoble, que visitó en compañía del delegado territorial del ramo, José Manuel Miranda, y la alcaldesa, Mamen Sánchez.

A su llegada, y tras trasladarle la regidora jerezana el "éxito rotundo" que a su juicio tuvo la jornada inaugural y la apertura a la calle con la recuperación de las catas del Arenal, también patrocinadas por la Consejería, Sánchez Haro destacó la buena sintonía y la apuesta por el Salón de los cuatro consejos reguladores más importantes de Andalucía, donde "no podemos olvidar que contamos con 421 bodegas y más de 1.500 personas que trabajan en la industria del vino, que se distngue por la calidad y la excelencia".

Según el consejero, "son grandes embajadores de Andalucía por todo el mundo y desde la Consejería teníamos que estar en la apuesta por la promoción de estos vinos, teníamos que estar en Vinoble, ya lo hicimos en Londres y en Madrid con las presentaciones, y vamos a seguir haciéndolo porque es la esencia de nuestra tierra. Es nuestro patrimonio y tenemos que estar con un sector que tiene un valor comercial de más de 170 millones de euros y que que en los últimos cinco años ha incrementado en un 50% su valor de producción".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios