Análisis

manolo fossati

Bañarse en marzo

Preocuparse en demasía por el estado de las playas en marzo? Si es así, tengo que constatar que esto ha cambiado demasiado. Demasiado para mí. Sí es verdad que el litoral ha quedado bastante destrozado por el temporal Emma pero nada impedirá a la gente pasear por él, consumir en los establecimientos situados al borde del mar, contemplar los atardeceres, mirarlos abrazados, siempre que la primavera recién comenzada lo permita poniendo su mejor cara. Pero ¿bañarse en las frías aguas del Atlántico a finales de marzo? ¿La minitemporada de vacaciones en peligro por eso? No lo veo, no imagino a miles de españoles (a lo mejor algúnl lapón) frustrados por no poder zambullirse alegremente con sus niños, dentro de dos semanas. O quiero creer que no hemos perdido del todo la razón por culpa de las prisas, de las ansias de arribar antes de tiemp. Ya llegará el verano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios