Sentencia de la Audiencia Nacional El sector de la estiba, obligado a buscar un nuevo marco laboral

  • La patronal minoritaria Asoport da por "muerto" el V Acuerdo Marco del sector pactado por la asociación Anesco y los sindicatos y considera que han quedado claras las "líneas rojas" de la regulación del trabajo en los puertos

Dos estibadores del Puerto de Algeciras caminan por APM Terminals.

Dos estibadores del Puerto de Algeciras caminan por APM Terminals. / E. Fenoy

Nueva sacudida para el sector de la estiba portuaria, inmerso en casi diez años de reformas legales que no terminan de cuajar. La sentencia de la Audiencia Nacional que ha anulado gran parte del IV Acuerdo Marco de esta actividad obligará a redefinir casi por completo el sistema de las relaciones laborales en la carga y descarga de mercancías en los puertos de todo el país. 

El fallo judicial, emitido esta semana, deja sin efectos la disposición que preveía la subrogación forzosa de todos los trabajadores que formaban parte de la estiba en España antes de la liberalización de 2017. Pero no es el único punto invalidado, ya que el pronunciamiento de la Audiencia también ha dejado sin respaldo legal numerosos aspectos organizativos del día a día en los muelles y de la contratación de los portuarios por estimar que vulneran la libre competencia e incurren en prácticas monopolísticas.

La demanda que ha dado lugar a la sentencia fue presentada en febrero de 2020 por la Asociación Estatal de Empresas Operadoras Portuarias (Asoport). Se trata de una organización patronal minoritaria surgida como una escisión de Anesco, la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques. La segunda, mayoritaria en los puertos españoles, pactó con los sindicatos (y con el apoyo técnico del Gobierno) una modificación del IV Acuerdo Marco (de 2014) para incluir la subrogación y recuperar así la paz social que se había visto trastocada durante buena parte de 2017, con la huelga del inicio del verano como principal exponente.

El IV Acuerdo Marco añadió una disposición adicional por la que las empresas que se separaran de las Sagep (sociedades de gestión) tras la liberalización tendrían que subrogarse personal "en proporción a su participación" en la sociedad de gestión. El V Acuerdo Marco, del que colgarían posteriormente los convenios colectivos locales de cada puerto, fue firmado por la patronal mayoritaria y los sindicatos en septiembre de 2020 pero todavía no había entrado en vigor. También incluye esta fórmula y replica muchos de los aspectos organizativos que igualmente han sido tumbados ahora por el tribunal. La sentencia de la Audiencia Nacional lo deja invalidado de facto y prácticamente fuerza al sector a volver a la casilla de salida. 

Anesco negoció, entre otros, con la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (el sindicato mayoritario en los puertos), contra quien también se dirigió la demanda de Asoport, que se mantuvo al margen de estas conversaciones y optó por la vía judicial. Un David frente a Goliat que, al igual que en la leyenda, se ha saldado con victoria para el a priori más débil. 

Anesco no se ha pronunciado por el momento sobre la sentencia. Sus redes sociales y portal web permanecen sin actualizar cuando ha pasado más de un día desde que trascendiera la sentencia. Coordinadora ya avanzó el mismo martes que la recurrirá y en Asoport la han celebrado como un éxito. 

Su presidente, Joaquim Coello, ex presidente de Anesco y ex presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, no ha tardado en asegurar que el V Acuerdo Marco "está muerto". Así lo ha recogido este miércoles Diario del Puerto, medio especializado, en el que Coello califica de "histórica" la sentencia por contemplar íntegramente la denuncia de Asoport.

Joaquim Coello (Asoport): "La sentencia deja muy claras las líneas rojas que se estaban queriendo conservar del IV Acuerdo y trasvasar al V Acuerdo"

"Esta sentencia va a suponer un cambio significativo en la actual situación de la estiba en España al refrendar que la transposición a la normativa española de las sentencias de la Unión Europea era correcta -el decreto aprobado por el Gobierno del PP en 2017- pero no así el camino que estaba llevando la negociación colectiva y el ámbito convencional”, aseguraba Coello a Diario del Puerto.

"La ley habla en general de que será nulo todo aspecto contrario a la ley vigente, pero no dice concretamente qué. Con esta sentencia quedan muy claras las líneas rojasque se estaban queriendo conservar del IV Acuerdo y trasvasar al V Acuerdo y que la Audiencia Nacional deja claro que son contrarias a derecho", recoge el medio especializado.

Cuatro estibadores en el acceso a APM Terminals Algeciras. Cuatro estibadores en el acceso a APM Terminals Algeciras.

Cuatro estibadores en el acceso a APM Terminals Algeciras.

El barrunto de Coordinadora

Coordinadora ya barruntaba este escenario desde mediados de mayo. Al menos así se interpreta ahora el contenido de un comunicado remitido por el sindicato el pasado 12 de mayo. En él, los representantes de los trabajadores acusaban al presidente de Asoport de tener como fin "obstruir y torpedear" cualquier avance sobre la regulación de la estiba. 

En el comunicado, el máximo representante de Coordinadora, Antolín Goya, apuntaba que el titular de la asociación "se negó a sentarse en la negociación pese a ser invitado por la patronal mayoritaria, Anesco" y "opta por un discurso que ni es compartido por las empresas asociadas".

Según Coordinadora, aunque Coello no participó en la negociación del V Acuerdo Marco "sus empresas sí lo han hecho en cada uno de los puertos donde están presentes". Para la central sindical mayoritaria, se han producido cambios de calado en los puertos con la liberalización

"Las empresas estibadoras se pueden establecer y ejercer su actividad en los puertos españoles sin las limitaciones que establecía la Ley de Puertos con las Sagep y con plena libertad en la contratación de personal. Además, con la contraprestación sindical de la garantía del empleo, se negoció por Anesco un acuerdo de mejora de los sistemas de organización del trabajo y una significativa disminución de costes laborales de la estiba lo que ha contribuido a mejorar un sistema más eficiente que favorece la competitividad de los puertos", subrayaba Coordinadora.

Con la liberalización, las empresas "en el ejercicio de su libertad inclusive las asociadas a Asoport" se han separado de las Sagep, se han disuelto las Sagep que se ha considerado oportuno, operan con su propio personal o se han constituido Centros Portuarios de Empleo (CPE) mutualizando su relación con el personal en régimen de rotación y plena disponibilidad (como es el caso de Algeciras)" como muestras de cambios en un mercado desregularizado y en el que la central estimaba compatible la subrogación con la libertad de establecimiento empresarial

Escenario a futuro

Quedan por el momento pendiente de dilucidarse varias cuestiones clave tras la sentencia de la Audiencia Nacional. La primera, quiénes renegociarán el V Acuerdo Marco o incluso si se podrá valorar el inicio de la redacción de un sexto pacto totalmente nuevo. Es decir, si Asoport optará ahora por sentarse a la mesa esgrimiendo la sentencia para hacer valer sus posicionamientos y si los hasta ahora actores de las conversaciones (Anesco y Coordinadora, principalmente) lo aceptarán de buen grado. 

Pero también si Asoport provocará por el camino alguna fractura en alguno de los puertos donde tiene peso (no es el caso de Algeciras) solicitando la ejecución de la sentencia. También si el anunciado recurso judicial de Coordinadora deja en suspenso cualquier cambio por el momento por litispendencia (hasta que el fallo judicial sea firme). 

Por lo pronto, el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, ya ha pedido a todas las partes que busquen un acuerdo desde el diálogo para zanjar casi diez años de incertidumbre en un sector vital para el comercio internacional de España. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios