Antidisturbios La Policía Nacional redobla su presencia en La Línea para recuperar el principio de autoridad frente al vandalismo

  • El alcalde, Juan Franco, espera que la llegada de más agentes permita acabar con "la sensación de impunidad" ante la violencia desatada en la ciudad desde el lunes

  • José Pacheco, subdelegado del Gobierno: "No vamos a consentir que se ataque el principio de autoridad ni que se dude de la palabra y de las actuaciones de los agentes"

Nueva noche de incidentes en La Línea

Nueva noche de incidentes en La Línea / Erasmo Fenoy

La Policía Nacional reforzará su presencia en La Línea para tratar de atajar la escalada de altercados y vandalismo que azota a la ciudad desde la madrugada del pasado lunes, jornada en la que se produjo la muerte de dos hombres ahogados cuando trataban de alcanzar la costa a nado, supuestamente partiendo desde una embarcación que servía para el avituallamiento a las narcolanchas. 

Tras los incidentes de la pasada madrugada, en la que se ha recrudecido la violencia contra los cuerpos de seguridad así como el nivel de daños contra el mobiliario urbano, el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno han celebrado una junta local de seguridad extraordinaria y urgente en la que han analizado la situación y la estrategia policial. 

"Por parte del Cuerpo Nacional de Policía existe el compromiso de un refuerzo de las unidades que van a estar destinadas a dar una reacción ante estos hechos que se están produciendo, a partir de esta misma noche", ha anunciado el alcalde linense, Juan Franco, al término de la sesión de la junta, celebrada por medios telemáticos. 

La junta ha estado presidida por el regidor linense y por el subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, quienes han analizado la situación con responsables de la Policía Nacional, Guardia Civil, la unidad de Policía Adscrita de Andalucía, Policía Local, Junta de Andalucía y el equipo de gobierno local.

Franco ha insistido en que los episodios de violencia callejera y daños que comenzaron en las barriadas de La Atunara y San Bernardo han comenzado a extenderse a Mirasierra y Sagrado Corazón. "Está habiendo algaradas que se están extendiendo, sobre todo, en horario nocturno", ha recalcado nuevamente, tras agradecer a todos los agentes de seguridad su trabajo estos días en favor de la recuperación de la convivencia. 

"Esperemos que la sensación de impunidad que en estos momentos existe se elimine y que exista una actuación policial decidida que, por fin, dé por terminada esta situación tan indeseada y que volvamos a la normalidad después de tres noches que se están convirtiendo en una pesadilla", ha valorado. 

Los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han sostenido que se trata "de sucesos muy localizados en el tiempo y en el espacio". Para conseguir erradicar estos disturbios, "se está llevando a cabo una importante labor de contención", según ha informado la Subdelegación del Gobierno.Además, han informado de los avances en las investigaciones que están realizando para aclarar los hechos y determinar los responsables del vandalismo y la violencia que está sufriendo el municipio. Igualmente, han reiterado la total coordinación y apoyo entre los agentes de los distintos cuerpos de seguridad que van a aumentar su despliegue para conseguir la vuelta a la normalidad lo antes posible.El subdelegado José Pacheco ha trasladado su apoyo y agradecimiento por el trabajo que están realizando todos los implicados. “Estamos todos unidos y no vamos a consentir que se ataque el principio de autoridad ni que se dude de la palabra y de las actuaciones de los agentes que, cada día, se entregan al servicio público y a garantizar la seguridad de la ciudadanía. Eso fue precisamente lo que hicieron tratando de rescatar a las dos personas que, desgraciadamente, fallecieron el pasado lunes”, ha dicho Pacheco. Según Pacheco, ya se han producido detenciones por los altercados. “Apelamos al estado de Derecho y a la Democracia. Entendemos y lamentamos el dolor de familiares y allegados de las víctimas, pero ese dolor solo deben vehicularlo a través de la justicia y no de la violencia, que condenamos rotundamente. Una vez más, hacemos un llamamiento a la calma para que La Línea recupere su paz social”, ha agregado el subdelegado.

El sindicato profesional de la Guardia Civil Jucil y el sindicato policial Jupol habían reclamado un refuerzo inmediato del dispositivo de seguridad en La Línea para responder "con la necesaria contundencia" a los disturbios que llevan tres días sacudiendo la localidad. Estos sindicatos reclaman el despliegue de las unidades antidisturbios de ambos cuerpos: la UPR y UIP de la Policía nacional y el GRS de la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios