La Línea

Disparos, bengalas y piedras en otra madrugada de disturbios en La Línea

Disturbios en La Línea

La Línea ha amanecido hoy indignada tras otra madrugada de incidentes en las calles. Vehículos particulares quemados, contenedores ardiendo a modo de barricadas y tiros. Ese ha sido el escenario de Las Palomeras y San Bernardo durante la noche, que ha dejado un nuevo reguero de daños y con una escalada de violencia en la que por primera vez se han registrado disparos con arma de fuego contra la Policía Nacional.

Así lo denuncian los propios agentes de policía. La guerra de guerrillas que denunciaban el primer día de los incidentes prosigue cada vez con más violencia. Según el relato de uno de ellos, han recibido disparos en dos puntos distintos del municipio tras haber aguantado durante horas una lluvia de piedras en una barricada. La táctica, aseguran los policías, es usar los actos vandálicos para agredir a los cuerpos de seguridad. Y además de las piedras, la pasada noche se sumaron las balas de jabalí y perdigones a las formas de agresión. En la calle Virgen de Loreto, un cartucho ha impactado en la luna delantera de un vehículo de la Unidad de Prevención y Reacción reventando incluso la rejilla de protección. A la espera del informe del departamento de balística, todo apunta a que fue disparado con una ballesta o incluso un tirachinas, no un arma de fuego, aunque esto, remarcan desde la Policía Nacional, "no quita gravedad al asunto".

En la barriada de San Bernardo los vándalos han utilizado bengalas para atacar a los cuerpos de seguridad y para acompañarlas, botellas con gasolina. Allí la Policía ha tenido que utilizar pelotas de goma para dispersar a los atacantes, grupos de jóvenes, las collitas en palabras de un agente, que "ahora se han organizado con métodos de kale borroka para atacar a la Policía". Por ahora solo se están produciendo identificaciones de los participantes en los disturbios, no hay detenciones todavía.

Queman un coche en los disturbios en La Línea

Lo ocurrido esta noche, con los disparos, "cambia la cosa, esta noche han ido a matar". Ese es el comentario generalizado entre los agentes de policía en la mañana de este jueves, en la que de nuevo han circulado por redes sociales fotografías y vídeos que atestiguan los actos vandálicos repartidos por la ciudad. Como también los comentarios indignados de los vecinos de La Línea, muchos de los cuales han escuchado desde sus domicilios la batalla que se desarrollaba en las calles. 

También por redes sociales e incluso en carteles pegados en la calle se ha difundido la imagen y nombre de un guardia civil, el supuesto protagonista de un mensaje que se difundió el pasado lunes tras la muerte de dos hombres ahogados cuando trataban de alcanzar la costa a nado, supuestamente partiendo desde una embarcación que servía para el avituallamiento a las narcolanchas. Ese mensaje acusa al agente de no haber permitido el rescate de los fallecidos, algo que ha sido desmentido rotundamente desde la Policía Nacional pero que ha inflamado a vecinos y familiares de los fallecidos, que ayer se manifestaron tras el sepelio.

Se trata ya del cuarto día con disturbios en La Línea desde el lunes, cuando ya hubo incidentes en las calles tras rescatarse los cadáveres de los fallecidos. Hubo daños el martes y los disturbios se han repetido en las madrugadas del miércoles y este jueves. La Policía Nacional tiene a todos sus agentes disponibles y han llegado refuerzos de la UPR de otros puntos, ya que, como recuerda el Sindicato Unificado de Policía, La Línea carece de una unidad propia.

Disparan a un coche de la Policía Nacional en Las Palomeras Disparan a un coche de la Policía Nacional  en Las Palomeras

Disparan a un coche de la Policía Nacional en Las Palomeras

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios