2015 Elecciones Generales

Iglesias teme una alianza a tres bandas y azota a Sánchez

  • El líder de Podemos pide al PSOE que deje de "hacer teatro" en su visita a Rajoy, que insiste en el diálogo

"El candidato del PP". Con esta fórmula aludió Pablo Iglesias a Mariano Rajoy después del encuentro que ambos dirigentes mantuvieron en La Moncloa en una primera toma de contacto, que duró cerca de dos horas, en la que ninguno se salió del guión previsto. El líder de Podemos atizó a diestra y siniestra a los otros tres partidos que comparten protagonismo junto a la formación morada después de los resultados electorales, mientras el presidente en funciones recordó que el triunfo en los comicios le ha correspondido al PP y mantuvo el repetitivo discurso que ha tenido desde el pasado domingo por la noche, recalcando que está abierto al diálogo "con generosidad y amplitud de miras".

Iglesias echó mano de las notas de su agenda para atender a los medios después de la cita con Rajoy y quiso destacar algunas ideas, quizás en plan víctima o acaso porque disponga de algunos indicios, como que teme por una alianza a tres bandas entre el PP, el PSOE y Ciudadanos (C's) para que lleguen a un pacto tripartito del que Podemos quedaría excluido, pues su formación es la única que está fuera del "bloque inmovilista a tres". "Creo que hemos visto la primera gran coalición a tres", afirmó respecto a la valoración del PP, el PSOE y C's al "decepcionante", a su juicio, discurso de Felipe VI en el mensaje navideño.

El mismo calificativo, al que añadió el adverbio "altamente", utilizó cuando se refirió a su conversación con Pedro Sánchez del pasado jueves. Según palabras de Iglesias, el PSOE "está obsesionado consigo mismos y que mandan más que su secretario general" e igualmente pidió a los socialistas que "dejen de hacer teatro", respecto a las divisiones internas en el partido, y aclaren a la ciudadanía si finalmente apoyarán la investidura de Rajoy o, al contrario, están buscando un nuevo candidato, en relación a la polémica suscitada por los barones y la fecha del próximo congreso: "Si hay nuevas elecciones, los votantes colocarán a cada partido donde se merece", retó Iglesias.

El tema candente a propósito de los posibles pactos es el apoyo de Podemos a un referéndum para que los catalanes decidan su futuro, un argumento contrario al PP, al PSOE y a C's. "Mi posición", comentó, "sigue siendo la hace un mes, dos meses o una semana", aunque curiosamente este asunto tan nuclear para el partido morado no iba en principio en el programa electoral y se añadió posteriormente. "Quien no entienda que este país la unidad de España se defiende desde la democracia y el entendimiento de la diversidad, no ha entendido nada", expuso.

Aun así, Iglesias conoce al dedillo los tiempos políticos y rápidamente ahonda en otra cuestión menos controvertida: "Lo que urge para el próximo día 13 es que en las Cortes den respuesta a la situación de emergencia social de los ciudadanos". De ahí que anunciara una proposición de ley en cuanto los diputados de Podemos se sienten en sus escaños.

Por supuesto, a Rajoy le lanzó en el minuto uno de la cita el mensaje de que Podemos "ni por activa ni por pasiva" permitirá un Gobierno del PP, aunque seguramente no hubiera hecho falta siquiera verbalizarlo. Todos lo daban por sentado.

Unas horas después de la reunión, Iglesias echó mano de memoria para recordar en las redes sociales que el ex presidente Felipe González y la ex ministra Carme Chacón defendieron en 2010 una España como "nación de naciones porque nos fortalece a todos", como esgrimieron en un artículo escrito por ambos en El País.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios