Elecciones Generales 2011

El PP puede cambiar su historia en Granada

  • Los populares aspiran a un resultado histórico: ganar por primera vez al PSOE en una convocatoria electoral nacional

 Ya se sabe que los políticos siempre dicen que no hacen caso a las encuestas, ahora bien, llegar a una batalla electoral con el viento a favor te da cierta tranquilidad. Más aún cuando el vuelco parece tan evidente y se lleva más de 8 años esperando una oportunidad. Si el próximo 20-N ganara el Partido Popular en Granada se estrenaría con su primera victoria en unas generales y comenzaría a cambiar el camino de su historia política en la provincia. Aún así, Concha de Santa Ana, la número uno de los populares,  no lo tendrá fácil porque si en algo destacan los socialistas es en tener el don de la perseverancia sobre todas las adversidades y en eso hace gala el capitán del equipo del PSOE, José  Martínez Olmos.

La primera repite en convocatoria pero el segundo se estrena aunque con una amplia trayectoria política a sus espaldas. Mientras los populares se agarran al espíritu del cambio, los socialistas recuerdan toda una trayectoria que va mucho más allá de las consecuencias que ha traído la crisis. Con estos avales, la idea de los socialistas es poder mantener, como poco, los 4 diputados de los 7 que Granada tiene en Madrid pero las previsiones apuntan a todo lo contrario y que las tornas cambien tanto que el PP se quede con 4 y el PSOE con 3. Incluso, si las cosas se complican para los socialistas, que el partido se juegue con 5 diputados populares y 2 socialistas. Todo sin contar que entren en escena -que podrían hacerlo perfectamente- IU y UPyD, llevándose más votos socialistas y pudiendo mermarle diputados.

Evidentemente, los tiempos que corren están marcando y diferenciando estas elecciones de otras que se puedan recordar en Granada cuando las expectativas eran otras. 

Las infraestructuras y la economía marcan una campaña popular que para ganar le puede dar puntos, pero si llegasen al poder también le puede jugar una mala pasada. Básicamente porque la provincia está a la cabeza de las listas del paro y por el déficit que siempre se ha manifestado en obras tan importantes como la A-7 o la llegada del AVE, proyectos calificados como prioritarios pero que siguen sin ver la luz. Como no podía ser de otra manera, el apoyo a las pymes para favorecer la creación de empleo en un futuro y rebajar los 130.000 parados en la provincia es otra de sus armas más utilizadas en sus discursos.

Por su parte, el PSOE lo tiene claro y además de apostar por una educación de calidad y una sanidad pública hacen hincapié en el refuerzo del Estado del Bienestar, recordando la llamada "agenda y programa oculto" que apunta a privatizaciones como ya se ha hecho en otras comunidades. 

Martínez Olmos no se achanta ante los envites populares y no agacha la cabeza cuando les hablan de infraestructuras. Asegura que todos los revulsivos en esta materia, es decir, A-7, AVE y Metro están en construcción gracias al esfuerzo que se ha hecho durante estos años en este sentido. Insisten desde el PSOE que los populares no tienen validez para criticar la lentitud de dichas infraestructuras ya que cuando ellos estuvieron en el poder, bajo el mandato de José María Aznar, por ejemplo, de la A-44 sólo se hicieron 20 kilómetros entre Otura y Lanjarón.

Por último, para garantizarse una reválida en la confianza de los granadinos, los socialistas apuestan por el potencial del Parque Tecnológico de la Salud y la innovación como referentes en la generación de nuevos puestos de trabajo, marcados por la calidad. 

Si las cosas pintan así en el Congreso de los Diputados, la lucha en el Senado también se atisba complicada. De nuevo, un cambio en las siglas. Si actualmente, hay 3 senadores socialistas y 1 popular, a partir del 20-N puede ser que sea todo lo contrario, 3 populares y 1 socialista. Los nombres de Manuel Pezzi y el posible respescado Antonio Ayllón para tales puestos son los que pueden estar en la pugna política dentro de las urnas.

A menos de una semana de los resultados, la batalla aún no está ganada entre el médico y la ingeniera pero está claro quiénes parten como ganadores, también en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios