Elecciones Generales 2011

Cayo Lara critica la "injusticia" e "inutilidad" de la política de ajustes

  • El candidato de IU presenta en Algeciras sus recetas: un modelo productivo que cree empleo público y que fluya el crédito a familias y negocios a través de la banca pública

Comentarios 2

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Cayo Lara, calificó ayer la política de ajustes de "injusta e inútil" porque se ha dirigido a los trabajadores, y porque "ha creado más crisis y paro". En un acto ante sindicalistas en Algeciras, dijo que la salida de la crisis debe pasar por un nuevo modelo productivo creando empleo público, con apoyo a pequeñas y medianas empresas, facilitándoles crédito a partir de la banca pública, "sin apoyar la economía especulativa".

Habló de los "bancos malos" y de sus "economías especulativas de casino", de "su mala gestión", y de que ahora pretenden que los ciudadanos a través de los presupuestos "tapemos sus miserias", lo que implicará "menos recursos para empleo, para sanidad, bienestar social y educación y más recortes". Dijo que si el Gobierno en vez de usar 23.000 millones en comprar "esos activos tóxicos" lo hubiera invertido en economía productiva "se podían haber creado 1,5 millones de empleos".

Lara se remitió al secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, del que dijo que había reconocido el fracaso de la reforma laboral y puso como ejemplo las subvenciones para crear empleo en el sector turístico, denunciando que las empresas han usado estos contratos de 4 horas para mantener a los trabajadores con jornadas de 8 o 10 horas y pagarles "en negro" las horas extras.

Habló del paro en la provincia de Cádiz: recordó que de cada 100 personas que podrían trabajar solo lo hacen 68 y que el 32% de la población está parada, consecuencia de la crisis financiera internacional, pero también de un modelo basado "en la especulación financiera, que se ha producido con los pelotazos urbanísticos del ladrillo".

En su intervención dijo que este modelo ha sido el que ha traído, empleo precario, bajos salarios, baja protección social, endeudamiento, nulo papel de lo público y un alto déficit comercial. Todo ello, "acompañado de una inmensa corrupción", de la que dijo ha venido a "deteriorar la imagen de los servidores públicos". Dijo que "en política se puede meter la pata, pero no se debe meter nunca la mano" porque la corrupción es "un cáncer que termina corroyendo la democracia" y se mostró a favor de un tribunal ético que penalice a los políticos que incumplan sus compromisos.

Lara reivindicó la jornada de 35 horas; jubilación a los 65 años, derogación del "pensionazo"; 35 años máximo de periodo de cotización y salario interprofesional de 1.100 euros. Lara animó a votar a IU, única alternativa desde la izquierda frente a la mayoría absoluta de PP: "En Cádiz, los votos de IU no restan ningún diputado al PSOE, "con quien nos estamos disputando el diputado en la provincia es con el PP".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios