Economía

Papandréu renuncia al referéndum y busca un gobierno de unidad nacional de transición

  • El Gobierno griego asegura que la consulta "no era un fin en sí mismo" y acepta negociar con los conservadores la aprobación del rescate.

Comentarios 18

En vista de la masiva presión internacional,  el gobierno de Atenas cedió. El primer ministro griego, Giorgos  Papandréu, ha renunciado a sus planes de convocar un referéndum sobre  el rescate financiero del país y, tras meses de disputas, aceptó la  formación de un gobierno de unidad provisional con la oposición.  "El Gobierno anuncia de forma oficial que no avanzara hacia un referéndum", aseguró el ministro de Finanzas griego Venizelos en una intervención ante el grupo parlamentario socialista trasmitido por la televisión nacional.

Papandréu dijo este jueves que la cancelación del referéndum era precondición necesaria para iniciar el diálogo con la opositora Nea Dimokratia para la formación de un gobierno de unidad nacional.  "Hablaré con el jefe de Nueva Democracia", aseveró Papandreu. De  momento no se conocen mayores detalles sobre el gobierno de  transición. A la vez, hasta esta tarde no había un acuerdo  definitivo.  Según informaciones del canal de televisión estatal NET, Papandreu  aspira a un gobierno de su socialista PASOK y la ND, que por  aproximadamente un semestre conduzca al país. 

En cambio, el ND busca un gobierno de transición solamente por  algunas semanas, antes de la elección de un nuevo Parlamento.  Últimamente, Papandréu cada vez tenía más opositores dentro de sus  propias filas, a la vez que menguaba su estrecha mayoría  parlamentaria

Según altas fuentes del ND, el gobierno de transición debería  estar compuesto por expertos y no por políticos. "Este gobierno  solamente conducirá al país hasta que esté listo el paquete de ayuda.  Luego, elecciones", apuntó un colaborador de ND. 

Estas elecciones podrían tener lugar incluso en diciembre, se  indicó. También numerosos ministros y parlamentarios del PASOK reclamaban  previamente un "gobierno de rescate nacional". Al menos dos  parlamentarios más anunciaron que no darían su voto de confianza al  primer ministro, informó este jueves la televisión estatal NET.  De esta manera, Papandréu, con solamente 150 escaños, no tendría  mayoría en el Parlamento. Al menos cuatro ministros del gabinete del  premier socialista reclamaron según la prensa griega un cambio en la  cúpula de gobierno. 

En los medios griegos ya se especulaba con nombres de presuntos  sucesores de Papandréu. Entre ellos está el del ex vicepresidente del  Banco Central Europeo (BCE) Lucas Papademos, según la emisora de  noticias ateniense Vima 99,5. 

El ex primer ministro Kostas Simitis (1996-2004) fue propuesto por  círculos de la UE, dijo el jefe de la pequeña ultraconservadora  Agrupación Popular Ortodoxa (LAOS), Giorgos Karatzaferis.  Incluso el ministro de Finanzas Evangelos Venizelos se había  manifestado abiertamente en una declaración contra el plan del  referéndum de Papandreu: "La ubicación del país es en el euro. Es una  conquista histórica del país y no puede ser cuestionada", subrayó.  La participación de Grecia en la eurozona no puede "depender de un  referéndum", añadió. El programa de ayuda debe ser implementado tan  pronto como sea posible, dijo Venizelos. 

Otros ministros y parlamentarios socialistas se hicieron eco de  sus críticas, como el ministro de Agricultura, Kostas Skandalidis, el  de Economía, Michalis Chrysochoidis, la ministra de Cultura Anna  Diamantopoulou, así como el ministro de Salud Andreas Loverdos y el  ministro de Transporte Giannis Ragousis.  A principio del día Papandréu todavía afirmaba que el  pueblo griego tomaría las decisiones correctas en el referéndum sobre  el euro, para que el país permanezca en la eurozona.  "Creo que el pueblo griego tiene la sabiduría y el saber para  tomar las decisiones correctas, que garanticen la permanencia del  país en la eurozona", afirmó. 

Por su parte, Nea Dimokratia reaccionó duramente a las  declaraciones del premier socialista: "El señor Papandréu es  peligroso y debe irse", consideró en una declaración.  No hay problemas con la permanencia de Grecia en la eurozona,  indicó el comunicado. "El único problema es la permanencia de  Papandréu en el cargo de primer ministro", acotó. 

Papandréu advierte sobre la catástrofe que sería salir del euro una catástrofe

 El primer ministro griego, Giorgos Papandréu, ha advertido este jueves de que el rechazo del plan de rescate supondría el inicio de la salida de Grecia del euro y ha llamado a la oposición al consenso, al tiempo que ha rechazado la celebración en estos momentos de elecciones anticipadas, puesto que serían una "catástrofe" para el país. En un discurso ante el Parlamento antes de la moción de confianza Papandréu ha subrayado que "si no cumplimos con nuestras obligaciones entonces nuestra pertenencia al euro estará en juego". "Rechazar el paquete (de rescate) es algo que significaría para nuestros socios el principio de nuestra salida de la eurozona", ha añadido.

El primer ministro ha afirmado que ha buscado "de forma repetida e infructuosa un amplio consenso" a nivel político y ha defendido su decisión de convocar un referéndum, ya que, según él, éste podría ayudar a "forjar alianzas por el interés de los ciudadanos".

"Teníamos tres alternativas, la primera, una catastrófica, era convocar elecciones anticipadas (...) la otra alternativa era el referéndum (...) y la tercera solución era alcanzar un consenso más amplio", ha explicado, justificando así su decisión, muy mal acogida por los socios europeos y por la oposición helena, e incluso en las filas de su partido PASOK.

Según Papandréu, "al margen del tono y el contenido" de la reacción de los socios europeos, "cuando nos dijeron cómo celebrar nuestro referéndum les dejamos muy claro que se trata de una decisión de un gobierno soberano". "Podemos estar bajo supervisión económica pero las instituciones democráticas son nuestras", ha defendido. "Estamos soportando una cruz y encima de ello, nos están tirando piedras", ha ilustrado Papandreu, que ha dicho no entender la "sorpresa" que ha generado la convocatoria del referéndum. En este sentido, ha dejado claro que su intención nunca ha sido consultar a los ciudadanos sobre "abandonar o permanecer en el euro". "No es algo sobre lo que se pueda preguntar a los griegos, es evidente" que quieren seguir dentro de la moneda única, ha aseverado. "Confío en la sabiduría y la madurez del pueblo griego (...) y no lo digo por romanticismo, creo profundamente en la democracia", añadido. 

En otro orden de cosas, ha invitado al partido opositor Nueva Democracia a negociar junto con el Gobierno heleno un nuevo acuerdo de rescate. Según Papandréu, es fundamental que el principal partido opositor respalde el plan de rescate acordado con la UE. 

Asimismo, en cuanto al diálogo que su partido PASOK iniciará con el partido conservador, ha dicho que la condición es que haya cooperación en políticas específicas y ha asegurado que por ahora no puede rechazar las propuestas realizadas por el líder opositor, Antonis Samaras, quien ha pedido un gobierno de transición que lleve al país a elecciones anticipadas. Papandréu también ha subrayado que para poder negociar con la oposición hace falta un partido socialista unido, después de que algunos de sus diputados le hayan criticado por la convocatoria del referéndum, y ha dicho que la moción de confianza a la que se someterá mañana es una garantía para poder seguir al frente del Gobierno y negociar con la oposición. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios