Algeciras CF

El Algeciras, con más de mil abonados, cumple con creces su primer objetivo

  • Los aficionados se vuelcan y en apenas una semana renuevan casi todos los carnets de la pasada temporada

  • El martes 22 abre la captación para nuevos abonos espoleada por el efecto Almendralejo

Hinchas del Algeciras, en el playoff de ascenso a Segunda.

Hinchas del Algeciras, en el playoff de ascenso a Segunda. / Erasmo Fenoy

Más de mil abonados en apenas una semana. El Algeciras CF ha cumplido con creces el objetivo marcado para la primera semana de la campaña de abonos 21-22, dedicada exclusivamente para la renovación de carnets. La afición ha respondido a lo grande a la llamada de Félix Sancho, el nuevo propietario de la institución albirroja. Los algeciristas más fieles, los 1.200 que se abonaron sin saber si podrían ir al fútbol el pasado verano por culpa del coronavirus, ya han cumplido con su parte y han renovado sus votos sin esperar siquiera a saber el nombre del primer fichaje. Ni falta que hace porque lo de estos 1.200 se trata de una fe ciega difícil de explicar.

El nuevo Algeciras ilusiona aunque está por descubrir en su totalidad, salvo por el elegido para sustituir en el banquillo a Salva Ballesta: el asturiano Iván Ania. Al algecirismo le ha bastado con todo lo vivido la pasada temporada, con el desembarco a una categoría tan atractiva como la Primera RFEF y con la toma de posesión de Félix Sancho y Sergio Fernández como cabezas visibles del proyecto en ciernes en el Nuevo Mirador.

La hinchada, nada más pasar página al histórico epílogo en el playoff de ascenso a Segunda, demandó una pronta campaña de abonos para volcar toda esa euforia contagiada en la ciudad, para aprovechar el efecto Almendralejo. Dicho y hecho porque la primera medida de la directiva y la nueva gerencia fue lanzar A siete mil revoluciones, la ambiciosa campaña con la que Sancho quiere llenar el estadio el próximo curso.

La primera semana de campaña, destina exclusivamente a la renovación de carnets, ha desbordado todas las previsiones porque han renovado prácticamente todos los que podían hacerlo, gracias en buena medida por la facilidad para hacerlo online. Los más rezagados de esos 1.200 aún tienen sábado, domingo y el lunes para reservar su asiento y, lo más importante, garantizarse las compensaciones prometidas por abonarse hace un año, que incluyen los cuatro medio días del club gratuitos y unos descuentos en compras. Merece la pena.

Renovar la casi totalidad de abonados del pasado curso -hay que insistir que en una temporada muy condicionada por la Covid-19- es solo el primer objetivo dentro de una campaña que apunta muy alto, altísimo, y que tiene mucho verano por delante.

El próximo martes 22 se abre el plazo para la captación de nuevos abonados. Será el pistoletazo de salida del momento cumbre ya que el Algeciras tiene mucha ilusión puesta en aumentar su masa social de manera considerable. Los nuevos propietarios no se conforman con alcanzar los 2.500 abonados que el Algeciras hizo tras el ascenso a Segunda B en Socuéllamos, aún sin la sombra de la pandemia. Félix Sancho quiere más, muchos más hasta cubrir los siete mil asientos del Nuevo Mirador, aunque los algeciristas más optimistas saben que alcanzar los cuatro mil abonados ya sería todo un éxito. Quizás por eso haya tenido que venir alguien de fuera para convencer a una ciudad de más cien mil habitantes que al menos siete mil deben apoyar al principal equipo de la localidad.

Por delante, un largo verano, más de un mes hasta el inicio de la pretemporada con esa primera cita amistosa, el 24 de julio ante el Cádiz en el Nuevo Mirador, y, sobre todo, los fichajes y renovaciones que deben espolear aún más a un algecirismo ávido de fútbol y emociones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios