Algeciras CF - CE L'Hospitalet | Fase de ascenso a Segunda B Tote se gradúa con honores en el Nuevo Mirador

  • El algecireño de 19 años entra en la eliminatoria como revulsivo con una acción decisiva en el gol

  • "Es una experiencia única, pero todavía queda mucho", previene. Ya ha dejado de ser un niño

Tote avanza con el balón en el duelo del pasado domingo con el L'Hospitalet Tote avanza con el balón en el duelo del pasado domingo con el L'Hospitalet

Tote avanza con el balón en el duelo del pasado domingo con el L'Hospitalet / Erasmo Fenoy

La irrupción de Tote en la eliminatoria entre el Algeciras CF y el CE L'Hospitalet fue como la entrada del chaval en el primer equipo albirrojo. El algecireño derribó la puerta una vez más. De golpe y porrazo. Se quedó en el banquillo para sorpresa de muchos para salir como revulsivo en la última media hora. Y Tote salió como un cañón y originó el decisivo gol de Antonio Sánchez en el 87' que pone el duelo favorable para el Algeciras antes de visitar territorio catalán en esta primera ronda por el ascenso a Segunda B.

Alejandro López Escalante se graduó a lo grande en el Nuevo Mirador. Tote ha dejado de ser un niño de la cantera. Tote ya es un jugador de pleno derecho del Algeciras. Con apenas 19 años ha asumido con naturalidad el enorme salto que supone pasar de jugar en los anexos de La Menacha a hacerlo en partidos de máxima tensión en el templo algecirista. Como por ejemplo estos dos últimos encuentros, con Los Barrios y el Hospi, con más de cinco mil personas en las gradas. Emilio Fajardo es el principal culpable de que este chico se haya convertido en el primer gran fichaje para la próxima temporada y con suerte para muchos años. Hacía falta savia algecireña en el vestuario.

El artífice del robo de balón y posterior pase a Antonio Sánchez se vio desbordado de abrazos y felicitaciones. "Muy contento, muy feliz", acertaba a repetir Tote en medio de esa vorágine de algecirismo. "Estábamos en una presión alta y tuvimos la suerte de que ellos quisieron sacar el balón jugando, leímos bien la jugada y fue para dentro", rememora el algecireño, que pone en plural siempre cualquier mérito propio. 

Tote saborea "todo lo que estoy viviendo", su incorporación al primer plantel con Fajardo, su incursión como titular y su participación activa para lograr y jugar la fase de ascenso. "Es una experiencia única", reconoce el atacante, que asume cualquier rol "para ayudar, sea suplente o no, porque todos los compañeros están capacitados para salir de inicio".

El algecireño cree que Fajardo dio en el clavo con esa decisión de salir con Karim para fijar dos puntas y reservarle como bala para la segunda parte: "Pienso que el partido necesitaba ese cambio de ritmo en ese momento. Ellos estaban creando peligro y dejando hueco a la espalda y tenía que aprovechar mi oportunidad como sé hacerlo y ponerle centros a Antonio que lo remata todo", explicó.

Como si el vestuario hablase con una única voz, Tote comparte la cautela de sus compañeros para preparar el asalto de vuelta en el Municipal de L'Hospitalet: "Todavía queda mucha eliminatoria. A seguir igual, con el mismo trabajo y la misma mentalidad", sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios