Algeciras CF

Algeciras: vuelta a la realidad

  • El equipo de Fajardo regresa al trabajo tras el parón de Semana Santa con las matemáticas como único aval para afrontar el último tirón liguero

  • La visita a Espiel, el domingo de las elecciones a las 17:30, con las bajas de Antonio Sánchez y Antoñito

Fajardo comprueba su cronómetro durante el entrenamiento de este lunes Fajardo comprueba su cronómetro durante el entrenamiento de este lunes

Fajardo comprueba su cronómetro durante el entrenamiento de este lunes / Jorge del Águila

Vuelta al trabajo. Vuelta a la realidad. El Algeciras CF se prepara ya para la visita del domingo (17:30) al Atlético Espeleño, la primera de las últimas cuatro jornadas que restan en el grupo X de Tercera división. Como muchos de los españoles, los albirrojos retomaron este lunes la actividad tras unas minivacaciones de Semana Santa, un descanso que llegó después de el equipo de Emilio Fajardo prácticamente se haya quedado sin opciones de pelear por alcanzar la liguilla de ascenso, con todo lo que ello conlleva para el algecirismo.

Un fin de semana sin fútbol se ha hecho eterno para muchos, sobre todo para los que no pueden quitarse de la cabeza la decepción de ver como el Algeciras no ha conseguido reengancharse a la lucha por la cuarta plaza tras innumerables ocasiones perdidas. Estos días han dado para hablar del rendimiento de los fichajes, de los planes de futuro o del merecidísimo homenaje que veteranos y exjugador del ascenso a Segunda de 2003 tienen organizado para José Luis Montes el próximo 1 de mayo en el Nuevo Mirador.

El descanso debe haber valido para despejar cuerpo y mente, al menos en el caso de los jugadores, aunque hay futbolistas dentro de esa caseta como el capitán Iván que no pueden quitarse de la cabeza la idea de intentarlo hasta el final por muy imposible que parezca. A las matemáticas, a ese resquicio, se agarran los más creyentes para este último mes de competición. El Algeciras está a cinco puntos del cuarto con solo doce por jugarse. Tiene muchos golaverajes de su lado, pero hay varios candidatos por delante y no depende de sí mismo.

La afición está resignada en su mayoría y solo unos pocos mantienen el hilo de la esperanza

Espiel es la primera parada del último tirón liguero de una temporada larguísima que al algecirismo se le empieza ya a hacer interminable. Los de Fajardo, tras el empate pinchazo en casa ante el Conil, visitarán el campo del penúltimo clasificado, un humilde Espeleño que la pasada jornada consumó su descenso y acabó con su bonito sueño de competir en categoría nacional. Mucho mérito lo de este club en los últimos años. Las cuentas de los albirrojos son sencillas dentro de la dificultad: ganar todo lo que resta y esperar el rosario de milagros no solo una jornada, sino más de una.

La afición está en su gran mayoría resignada ya a un nuevo fracaso, expectante con lo que pueda suceder a partir del 19 de mayo. Únicamente un triunfo en Espiel y algún patinazo de algún rival insuflaría algo de vida con vistas al siguiente compromiso en el Nuevo Mirador, ante un Xerez CD ya salvado. Los seguidores más benignos se conforman ya con mantener el hilillo de vida lo máximo posible, incluso en una última jornada que podría ser apasionante con el derbi comarcal ante la UD Los Barrios. No obstante, muy pocos ven posibilidades reales de que ese escenario se produzca, al menos por parte rojiblanca.

Con las bajas por sanción de dos de sus pilares, el pichichi Antonio Sánchez y el algecireño Antoñito, queda por ver cómo resuelve Emilio Fajardo el puzle de un equipo que ha sido capaz de lo mejor y de lo peor de una semana a otra. El domingo, día de las elecciones nacionales, se verá si esta plantilla tiene aún alguna papeleta o si se disuelve por completo el proyecto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios