Algeciras CF

El Algeciras y el reto del tres en raya

  • El equipo de Salva Ballesta aspira a lograr tres victorias consecutivas, algo que los albirrojos no consiguen en Segunda B desde enero de 2006

  • Antonio Gutiérrez firmó aquella racha ante Badajoz, Mérida y Cartagena

Armada celebra su gol de la victoria ante el Cartagena en 2006. Armada celebra su gol de la victoria ante el Cartagena en 2006.

Armada celebra su gol de la victoria ante el Cartagena en 2006. / Erasmo Fenoy

El Algeciras CF afronta en su visita del domingo (12:30) a Las Palmas Atlético el reto del tres en raya: lograr tres victorias consecutivas. El equipo de Salva Ballesta, colíder del grupo IV-A de la Segunda B, aspira a conseguir un desafío que a los albirrojos se les resiste en la categoría desde la temporada 2005-06.

Ganar tres encuentros seguidos en Segunda B no está al alcance de muchos equipos. De hecho solo el sorprendente Navalcarnero (grupo V-A) y el Melilla (grupo V-B) han sido capaces de saldar con pleno de puntos (9 de 9) el inicio liguero en toda la categoría.

La historia reciente del Algeciras, con más chascos que alegrías en la división de bronce, está ahí para corroborar la dificultad de enlazar tres alegrías. Ni el pasado curso ni el de Mere ni el de Sanlúcar... Hay que remontarse más atrás, casi quince años, para rescatar tres victorias seguidas de los algeciristas en Segunda B.

Fue en la andadura 2005-06, en el comienzo de año de 2006, con Antonio Gutiérrez en el banquillo llegado a mediados de noviembre de 2005. Aquel Algeciras que luchaba por evadir el descenso abrió el nuevo año a lo grande: venció al Badajoz a domicilio por 1-3 (Juampe y doblete de Juan Pablo), ganó después al Mérida en el Nuevo Mirador por 2-1 (Juampe y Curro) -en una final anticipada- y obró la proeza ante el Cartagena por 2-1 (Xavi Morón y Armada), de nuevo en casa en el inicio de la segunda vuelta.

Aquel Algeciras que había arrancado de la mano de Cristóbal Torres Tobali pasó por las manos de Manolo Villa -un partido de transición-, Antonio Gutiérrez en la que parecía que iba a ser la reacción y finalmente por las de Vicente Campillo. Aquel equipo acabó con sus huesos en Tercera división a pesar de un mes de enero de 2006 esperanzador.

El Algeciras de la 2007-08 que acabó descendiendo como colista en las manos del añorado José Luis Montes y plagado de canteranos tuvo la opción de ganar tres partidos: fue al principio de la temporada, tras la destitución de Manolín Núñez y en la transición con Manolo Villa, cuando venció al Baza por 3-1 y ante el Real Jaén por 1-0, ambos en el Nuevo Mirador, en las jornadas 4 y 5.

El Algeciras de la 2013-14, el de Manolo Sanlúcar, engarzó dos victorias, en el campo del Almería B por 0-1 y ante el Córdoba B por 2-1, en las jornadas 12 y 13. La Balona, en el Clásico disputado en La Línea en la jornada 14, truncó la racha al imponerse por 1-0. Los de Sanlúcar venían de estar cinco partidos sin perder y después tuvieron otra racha de ocho encuentros sin conocer la derrota. Aún se antoja inexplicable cómo aquel equipo acabó perdiendo la categoría en el último suspiro.

Con Mere, el Algeciras de la 2015-16, llegó a ganar dos encuentros seguidos, en Mérida por 0-2 y al Jumilla por 1-0 en las jornadas 8 y 9, pero la racha se cortó en la cita siguiente con una derrota en Murcia ante el UCAM por 3-0. Los de Mere, ya se sabe, terminaron con una pésima segunda vuelta y consumando el descenso ya en manos de David Guti.

La pasada temporada el Algeciras no fue capaz de enlazar ni dos triunfos, ni con Emilio Fajardo, primero, ni tras la llegada de Salva Ballesta, a pesar de que el actual técnico encadenó cuatro jornadas sin perder antes de la irrupción de la pandemia del coronavirus. El míster albirrojo ha arrancado de manera ilusionante con el empate ante el Marbella y las victorias en Huelva y ante el Marino. Por Las Palmas pasa el desafío del tres en raya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios