EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis del coronavirus

¿Cuándo volveremos a ver a nuestros equipos?

  • El Gobierno planea mantener las puertas de estadios y pabellones cerradas hasta el otoño

  • En el caso de que las competiciones se acaben, las jornadas restantes serán sin público

  • Algeciras, Balona, UD Los Barrios, Udea, ULB y BM Ciudad de Algeciras, pendientes de la decisión

Choco sale al paso de Moussa en el Algeciras-Balona del pasado mes de diciembre, con las gradas a reventar Choco sale al paso de Moussa en el Algeciras-Balona del pasado mes de diciembre, con las gradas a reventar

Choco sale al paso de Moussa en el Algeciras-Balona del pasado mes de diciembre, con las gradas a reventar / Jorge del Águila

¿Se acuerdan de aquello del “cantaremos todos unidos, alzaremos fuerte la voz…”? Pues parece que durante un tiempo y no precisamente corto va a ser un himno para el recuerdos porque unidos lo que se dice unidos no van a estar los aficionados.  El Gobierno tiene más que decidido que el confinamiento ordenado para limitar la propagación del letal Covid-19 (coronavirus) será progresivo y que el cierre de estadios y pabellones se mantendrá hasta el final para tener el control de masas ante el riesgo de rebrote. Los analistas más optimistas hablan de que abrirán sus puertas en otoño. Así que si se terminan las competiciones, que eso está por ver, a lo más que se puede aspirar es a ver a Algeciras Club de Fútbol, Real Balompédica Linense, Unión Deportiva Los Barrios, Udea Algeciras, Unión Baloncesto Linense (ULB) y Balonmano Ciudad de Algeciras por televisión. Eso por no hablar de los clubes de categorías inferiores. 

Joaquín Sarmiento escribe en IUsport. “El levantamiento de las medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno en el estado de alarma se levantarán progresivamente a partir del final de la cuarentena, cuya fecha aún no está decidida y que podría prolongarse más allá de la Semana Santa”  

“El cierre de los estadios se mantendrá hasta el final para tener el control de masas ante el riesgo de rebrote. Cuando vuelva el fútbol será a puerta cerrada durante meses. Igualmente sucederá en pabellones, polideportivos y recintos, donde se vetará la entrada de público hasta que la pandemia esté controlada”, añade la información.

Eso quiere decir que aunque la Federación Española de Fútbol (Balona y Algeciras en Segunda B y UD Los Barrios en Tercera), que en principio decretó la paralización indefinida se salga con la suya y las competiciones acaben incluso en verano, los hinchas no podrán acudir al estadio con el consiguiente daño irreparable para los clubes y tanto monetario para los abonados como moral para los aficionados en general. Es complicado imaginar una fase de ascenso con los estadios desiertos. ¿Dónde radicará entonces la ventaja del factor campo? Un auténtico pastizo.

En el caso del baloncesto, la Española va alargando de manera paulatina las jornadas. La realidad es que una veintena de los clubes que militan en LEB Plata, en una postura no respaldada por Udea, ya pidió la suspensión definitiva de la competición. Y la Liga EBA (donde compite la ULB) la mayor parte de las plantillas han quedado desmanteladas, así que retomar el curso se antoja casi una quimera. En el caso del balonmano (BM Ciudad de Algeciras en la Primera Nacional) la situación es casi idéntica a esta última.

“La UEFA, que este miércoles trazó un plan para que las ligas europeas y las competiciones continentales puedan reiniciarse a partir del mes de junio, condicionó este calendario a que lo autoricen los gobiernos de los respectivos países de la Unión Europea. Se podrá volver a jugar cuando la pandemia se controle, pero a puerta cerrada”, insiste Maroto en su artículo. 

“No se correrá el riesgo de rebrote por llenar un estadio de gente sin tener la seguridad de que no hay ni una sola persona infectada”, recalca. “No se pueden abrir estadios y pabellones bajo ese riesgo de rebrote masivo y deslocalizado, y eso puede llevar meses".

“En principio, aunque nadie quiere poner fechas porque ni siquiera hay un plazo seguro para el levantamiento de las actuales medidas de confinamiento, no se espera que se puedan abrir los estadios antes del próximo otoño, como mínimo”, finaliza.

En el momento en el que estas decisiones se hagan oficiales habrá llegado el momento de preguntarse cómo va a repercutir esa situación en los abonados, los anunciantes… y cómo harán los clubes, la mayoría de los cuales ya ha presentado como poco un ERTE, para poder subsistir sin lo que en estas categorías es la principal fuente de ingresos: la asistencia a estadios y pabellones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios