Baloncesto | Crisis del coronavirus La ULB negocia con su plantilla para disolverla

  • La Española ya amplía a tres el número de jornadas aplazadas en la EBA

La plantilla de la ULB, antes de un entrenamiento La plantilla de la ULB, antes de un entrenamiento

La plantilla de la ULB, antes de un entrenamiento / Erasmo Fenoy

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) negocia ya con sus jugadores y técnicos para disolver la plantilla lo que la estaba haciendo frente a la temporada 2019-2020. La directiva que encabeza Silvia Pozo ya ha hecho llegar a sus baloncestistas foráneos la oferta para consensuar el finiquito de sus contratos como consecuencia de la crisis generada por el Covid-19 (coronavirus) en espera de que se produzca el anuncio oficial, la decisión está más que tomada.

La Federación  Española de Baloncesto ha ampliado ya a tres (en vez de las dos iniciales) el número de jornadas en la Liga EBA que quedan suspendidas como medida de apoyo a las decisiones del Gobierno para frenar la expansión del Covid-19 (coronavirus). Día a día crece la sensación en el mundo del básket nacional de que la temporada no se va a reanudar.

La ULB no es ajena a esta situación y como tantos equipos de la categoría –y de divisiones superiores- pretende aliviar el capítulo de gastos de su presupuesto en previsión de que los ingresos también se verán diezmados.

La mayor parte de los integrantes del plantel que no residen en la ciudad ya se encontraban fuera de La Línea, aunque como otros como el técnico, Vicente González, o jugadores como David Espadiña o Cándido Matoso continuaban en ella.

En el improbable caso de que la Española obligue a retomar la competición la ULB siempre tendrá la posibilidad de ofertar a sus profesionales que regresen o, como ya tiene garantizada la permanencia, finalizar la andadura con los jugadores de casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios