Comarca

Condenan a los 'narcos' que utilizaban el muelle de Acerinox para descargar hachís

  • La Audiencia Provincial dicta una sentencia de 3 años y 10 meses de prisión para los 12 procesados, además de una multa de tres millones de euros · Entre los penados, un trabajador de la factoría

Comentarios 1

La sección algecireña de la Audiencia Provincial condenó ayer a 3 años y 10 meses de prisión a los 12 procesados por un delito contra la salud pública; tras ser arrestados por la Guardia Civil cuando se disponían a introducir 597 kilos de hachís a través del pantalán de Acerinox. La sala dictó sentencia de conformidad, después de que llegaran a un acuerdo la defensa y el ministerio fiscal, que rebajó finalmente la solicitud de pena inicial -en un primer momento pedía 6 años y 6 meses de cárcel para cada uno de ellos-.

Además, el tribunal también les impuso una multa de 3 millones de euros. Un montante que, en caso de no abonarse, se supliría con el arresto domiciliario durante un periodo de diez días. Paralelamente, los magistrados decretaron el comiso de la embarcación, el motor y los teléfonos aprehendidos por la Benemérita durante el desarrollo de la operación antidroga.

Una actuación que se llevó a cabo el pasado 7 de marzo, cuando los agentes observaron como una lancha semirrígida entraba en el muelle de Acerinox procedente de mar abierto. Los efectivos de las fuerzas de seguridad advirtieron entonces que un grupo de ocho personas comenzaba a descargar fardos de droga en el pantalán. En ese momento, los agentes entraron en acción y, al percatarse de la presencia policial, los ocho individuos subieron a la embarcación y emprendieron la huida hacia mar abierto.

Los miembros del Servicio Marítimo iniciaron inmediatamente la persecución, que terminó finalmente con la interceptación de la semirrígida. Antes de esto, los narcotraficantes habían arrojado nueve fardos al agua, que después recuperaron los integrantes del Grupo de Actividades Subacuáticas. Los agentes de la Guardia Civil abordaron la nave y detuvieron a los ochos hombres que habían descargado la droga en el muelle de Acerinox y a otros tres individuos (tripulantes de la lancha).

Mientras tanto, las patrullas terrestres localizaron en el pantalán once fardos de hachís, que abandonaron los procesados al detectar la presencia policial. Y, a su vez, la Benemérita localizó un automóvil en los alrededores, oculto en una arboleda y ocupado por un conductor. Éste emprendió la huida a pié, pero los efectivos de la Guardia Civil lo detuvieron finalmente tras una breve persecución. Los agentes comprobaron entonces que sobre dicho vehículo -una furgoneta Volkswagen Transporter- pesaba una denuncia por robo, presentada en Benalmádena (Málaga) en noviembre de 2010.

De esta forma, el operativo antidroga concluyó con doce arrestados: diez españoles, un marroquí y un británico. De ellos, tan sólo uno trabajaba en Acerinox, un encargado de turno que tenía acceso con su automóvil al muelle. La Guardia Civil explicó que este hombre conseguía sacar el hachís de la factoría sin levantar sospechas; y, por su parte, según recalcaron desde la Benemérita, el resto de procesados eran alijeros.

Todos los detenidos se encontraban ya en la cárcel de forma preventiva; excepto uno de ellos, que había quedado en libertado con cargos. Éste ingresará de nuevo en prisión para cumplir su pena. El juicio levantó ayer una gran expectación. Más de medio centenar de familiares y amigos de los condenados se acercó hasta la Audiencia para seguir la vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios