Comarca

Condenan a los menores del crimen de Puente a 7 y 9 años de internamiento

  • La mayor de las penas recae en el joven al que el tribunal considera autor material del asesinato. Las indemnizaciones oscilan entre los 10.000 y 60.000 euros

Comentarios 7

Los tres menores acusados de participar en el robo del bar Las Palmeras de Puente Mayorga y el asesinato de su propietario, Tomás Márquez, a finales de 2007, han sido condenados a penas de siete y nueve años de internamiento por la autoridad judicial.

Según la sentencia, el supuesto autor de los hechos tendrá que cumplir una pena de nueve años de internamiento en un centro por el delito de asesinato con robo. Sus dos compañeros, que supuestamente colaboraron con él, también han sido condenados como partícipes en ambos delitos, pero la pena será de siete años de internamiento. Asimismo, las indemnizaciones ascienden a 10.000 euros para el padre de la víctima y 60.000 para cada uno de los dos hijos del propietario del establecimiento. En otro apartado de la sentencia también se recoge una orden de alejamiento de los familiares para los menores que, tras el cumplimiento de la pena, permanecerán durante cuatro años en libertad vigilada.

Las defensas estudian ahora un posible recurso. En principio, solicitaban para sus patrocinados que sólo se les juzgase por el delito de robo ya que entendían que fue uno sólo, mayor de edad, -que será juzgado próximamente- quien finalmente acabó con la vida del dueño del bar.

La vista contra los menores se celebró durante varios días a puerta cerrada en las dependencias habilitadas para ello en el Juzgado de Menores de Algeciras. Fuentes cercanas al caso explicaron que es probable que la instrucción que se sigue contra el otro implicado, mayor de edad, concluya en las próximas semanas y se pueda comenzar entonces con el juicio.

La asociación de vecinos de Puente Mayorga declinó la posibilidad de hacer declaraciones hasta que la junta directiva se reúna y analice la sentencia. De igual modo, desde el Ayuntamiento se manifestó que se respetan las resoluciones judiciales y no entraron a valorarla.

Los hechos sobre los que se ha dictado sentencia se produjeron en diciembre de 2007 cuando el propietario de Las Palmeras perdió la vida tras ser acuchillado y atropellado. El suceso causó una gran conmoción entre la población que se movilizó pidiendo más seguridad.

Posteriormente, el pasado mes de septiembre, casi año después, los jóvenes imputados salieron del centro de menores antes de celebrarse el juicio y a pesar de tener una orden de alejamiento acudieron al núcleo ocasionando la indignación en los vecinos que volvieron nuevamente a concentrarse durante varios días en el centro de la barriada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios