Narcotráfico

Javier Zaragoza renuncia como fiscal de refuerzo antidroga en el Campo de Gibraltar

  • La impugnación y un recurso al nombramiento fuerzan la decisión del fiscal, quien argumenta que se aparta para evitar "un daño irreparable" al Ministerio Fiscal

  • Fue nombrado en febrero por la fiscal general, Dolores Delgado

Javier Zaragoza.

Javier Zaragoza. / Álex Cámara

El fiscal del Supremo Javier Zaragoza ha presentado este martes su renuncia irrevocable a la tarea que le encomendó la fiscal general, Dolores Delgado, para reforzar la lucha contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales en el Campo de Gibraltar ante las críticas y recursos que ha suscitado dentro de la carrera.

Delgado hizo ese encargo a Zaragoza en febrero en un decreto que fue impugnado por el fiscal jefe Antidroga por un supuesto solapamiento de funciones, pero la Fiscalía General ratificó el nombramiento, lo que ha motivado el anuncio de un recurso por parte de la Asociación de Fiscales, mayoritaria en la carrera.

Ahora, Zaragoza ha remitido un escrito a la fiscal general en el que le comunica su renuncia para "evitar un daño institucional irreparable para la imagen y la credibilidad del Ministerio Fiscal", que "por responsabilidad y por lealtad a la institución" no puede ni debe asumir.

"Es evidente que llevar a los tribunales mi nombramiento, con el inconveniente añadido de colocar bajo el foco no solo la estructura y funcionamiento interno del Ministerio Público, sino también, en lo que a mí concierne, una trayectoria profesional de 40 años al servicio del Ministerio Fiscal en responsabilidades especialmente relevantes, no es el mejor escenario para poder desempeñar con eficacia el cometido que me ha sido encomendado", ha argumentado.

Zaragoza ha planteado que la polémica generada "puede repercutir negativamente y hacer ineficaz el ejercicio de una función que solo puede ser abordada desde la más estricta y leal colaboración entre los diversos órganos del Ministerio Fiscal implicados en la resolución del problema detectado en el Campo de Gibraltar, lo que inevitablemente requiere un trabajo en equipo y la conjunción de esfuerzos".

Durante los dos meses en los que ha ejercido esa labor, el fiscal ha mantenido contactos y conversaciones con los fiscales antidroga de la provincia de Cádiz y con los responsables policiales y ha comprobado el "extraordinario esfuerzo" de todos, con "una enorme carga de trabajo" con investigaciones que afectan a organizaciones criminales que se extienden por otros territorios.

En su carta de renuncia, Zaragoza plantea "la necesidad y la conveniencia de una implicación mucho más proactiva e intensa de los órganos especializados con competencia nacional en la investigación y persecución de estas actividades criminales", así como la posibilidad de ampliar la plantilla de fiscales y la implantación de la exclusividad en el ejercicio de tales funciones.

Y deja por escrito que las unidades policiales especializadas piden investigar más los entramados financieros, económicos y empresariales que están siendo utilizados para el blanqueo de capitales relacionado con esas organizaciones delictivas.

La fiscal general ha respondido al escrito de Zaragoza con otro en el que lamenta su decisión, que no obstante respeta, y ha mostrado su voluntad de seguir luchando contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales en el Campo de Gibraltar.

Delgado ha apuntado que la designación de Zaragoza fue acogida con "verdadera satisfacción" por asociaciones vecinales, fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, sindicatos policiales y "la cuasi-unanimidad de los responsables del Ministerio Fiscal concernidos e implicados directamente en la lucha contra esta lacra que supone el narcotráfico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios