Campo de Gibraltar

Javier Zaragoza, pionero de la lucha contra el narcotráfico, refuerza a la Fiscalía en el Campo de Gibraltar

  • Dirigió las acusaciones más importantes de los últimos años contra el clan de los Charlines, Sito Miñanco o Laureano Oubiña y está considerado un especialista internacional en esta materia

Javier Zaragoza, durante una conferencia en Granada. Javier Zaragoza, durante una conferencia en Granada.

Javier Zaragoza, durante una conferencia en Granada. / Álex Cámara

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha designado al fiscal de Sala del Tribunal Supremo, Javier Zaragoza Aguado, para reforzar la lucha contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales en el área territorial del Campo de Gibraltar y zonas aledañas.

Zaragoza, un pionero de la lucha contra el narcotráfico en Galicia, desarrollará esta labor en cooperación y "sin menoscabo de las funciones que en esta materia tienen la Fiscalía Especial Antidroga y las fiscalías territoriales de la zona, con las que mantendrá la necesaria coordinación".

Esta labor la ejercerá además "sin que se vea afectada" su dedicación "a las atribuciones que le corresponden" como fiscal de Sala del Tribunal Supremo, por lo que seguirá haciéndose cargo de los asuntos relacionados con la sentencia del procés, entre otros.

Su principal cometido, que en ningún momento interferirá con el de la Fiscalía Antidroga, será el de colaborar con el trabajo que están llevando a cabo en esa zona los fiscales designados para ello y las unidades especializadas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Se centrará especialmente en las prácticas de blanqueo de capitales y en la corrupción vinculada con funcionarios públicos, un asunto que preocupa a la Fiscalía, según las fuentes consultadas por Efe.

El fiscal fue elegido máximo responsable de la Fiscalía Antidroga en 2005, ejerciendo como teniente fiscal de este departamento desde julio de 1988. Durante su trayectoria en esta Fiscalía Especial dirigió las acusaciones más importantes de narcotráfico de los últimos años (contra el clan de los Charlines o contra las organizaciones dirigidas por Sito Miñanco o Laureano Oubiña) y está considerado un especialista internacional en esta materia.

Ente las causas en las que representó al Ministerio Fiscal figura la operación Nécora, caso en el que fueron acusadas 45 personas y, tras su enjuiciamiento, se condenó a 30. Este proceso está considerado como el más importante y paradigmático de la historia judicial español en la lucha contra el narcotráfico organizado.

Zaragoza fue el artífice de la condena a 18 años de prisión impuesta al abogado de narcotraficantes Pablo Vioque, por organizar la introducción de 2.000 kilos de cocaína en el buque Dobell en abril de 1991. Una condena arduamente perseguida por la Fiscalía Antidroga, que de paso arruinó el negocio de asesoría y defensa de los principales narcos gallegos, de Laureano Oubiña a Sito Miñanco. Desde prisión, Vioque diseñó un plan para matar a Zaragoza por el que fue condenado a 7 años de cárcel. 

En la Fiscalía Antidroga coincidió con Dolores Delgado, que estuvo primero a sus órdenes en Antidroga y lo siguió estando después, cuando Zaragoza fue nombrado en 2006 fiscal jefe de la Audiencia Nacional, siendo fiscal general Cándido Conde Pumpido, y ella dejó Antidroga para acompañarle. Según recoge Efe, la colaboración entre Zaragoza y Delgado siempre fue muy estrecha hasta que sufrieron un distanciamiento por la postura que adoptó la Fiscalía en contra de la investigación que abrió el exjuez Baltasar Garzón sobre los crímenes franquistas y con la que ella no estuvo conforme.

En su etapa en el Supremo destaca por encima de todo su papel relevante en el juicio del proceso catalán. Él se encargó de interrogar a Joaquim Forn y a toda la cúpula del Departamento de Interior de la Generalidad de Cataluña. Poco antes de recibir el ofrecimiento del nuevo cargo, Javier Zaragoza aspiraba al puesto de fiscal jefe de Sala del Tribunal Supremo, pero la ministra Delgado apostó por José Javier Huete.

Zaragoza ha sido vocal del Consejo Fiscal, miembro del Observatorio Español sobre Drogas y fiscal enlace de la Red Europea para la delincuencia organizada y de la Red Judicial Iberoamericana. Es miembro de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y ha sido vocal del Consejo Fiscal. En 2019 fue reconocido por el Gobierno aragonés con el premio Aragón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios