Coronavirus La comarca encara el final de mes con seis municipios sin cierre perimetral y la hostelería abierta en los ocho

  • Algeciras y Castellar deberán esperar una semana más antes de recuperar la libertad de movimientos entre municipios

Un perro aguarda a las puertas de un comercio abierto en La Línea. Un perro aguarda a las puertas de un comercio abierto en La Línea.

Un perro aguarda a las puertas de un comercio abierto en La Línea. / Erasmo Fenoy (La Línea)

Sin llegar a ser formalmente una desescalada, la situación de las restricciones en el Campo de Gibraltar para prevenir la expansión de la Covid-19 ha dado un cambio radical en apenas una semana

Seis localidades de la comarca se levantan este viernes, 19 de febrero, con sus límites municipales abiertos. Y en las ocho ya funciona también el comercio no esencial y la hostelería

La progresiva bajada de las tasas de incidencia acumulada en todas las localidades desde primeros de mes, tras haber tocado techo a finales de enero, ha permitido obrar estos cambios. 

La Línea, San Roque, Los Barrios y Jimena lograron ayer superar la evaluación que efectúa cada jueves comité territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de la provincia de Cádiz, por lo que desde hoy se suman a Tarifa y Tesorillo como localidades de las que se puede salir y entrar de sus límites territoriales con dos condiciones: que el destino sea otro municipio con su perímetro levantado y que esté dentro de la provincia de Cádiz. Ello es posible porque se encuentran por debajo de los 500 casos de tasa de incidencia. 

Y, además, esta movilidad entre localidades, vital para enclaves como el parque comercial de Palmones en Los Barrios, se potencia un día antes de lo inicialmente previsto. La buena evolución de los datos llevó a la Junta a adelantar 24 horas la entrada en vigor de estas las condiciones. El Ejecutivo de Juanma Moreno había anunciado hasta el momento que los cambios semanales se decidirían los jueves y entrarían en vigor los sábados, como así fue la semana precedente. 

Una semana antes, el viernes 12 de febrero, en el Campo de Gibraltar ningún municipio tenía sus "fronteras" abiertas, si bien en Tarifa y Tesorillo se autorizó con efectos para el día siguiente (el sábado 13). El cierre perimetral se decretó para todas las localidades desde el 3 de enero ante la explosión incontrolada de casos. Entonces, las áreas sanitarias presentaban una tasa de incidencia de 316 casos (la media andaluza era entonces de 140). Desde aquel momento no hizo más que crecer hasta llegar a 2.550 casos en La Línea a finales de enero como techo de la afección de la Covid-19 en la zona.  

Quedan, por tanto, las localidades de Algeciras y Castellar pendientes de rebajar sus tasas de incidencia por debajo del medio millar antes de que se restituya toda la movilidad en la comarca. No será antes de una semana, puesto que el comité se reúne una vez cada siete días.

El cese y posterior reapertura de las actividades no esenciales, al contrario que el cierre perimetral, ha seguido diferentes ritmos en la comarca para el también conocido como nivel de alerta 4 en grado 2, el más restrictivo (que entra en vigor con 1.000 casos de incidencia acumulada o más). La Línea fue la primera localidad en la que se vetó la apertura de tiendas y hostelería, desde 11 de enero

El 16 de enero sumaron San Roque, Castellar, Jimena y Tesorillo. En Los Barrios, los establecimientos fueron cerrados el 18 de enero ante lo elevado de la tasa de incidencia y volvieron a reabrir miércoles 3, pero fueron cerrados de nuevo el sábado 6. 

Ese mismo sábado, Algeciras también entró en el nivel máximo de alerta por un periodo mínimo de 14 días, pero una semana después la Junta de Andalucía decidió poner el contador a cero: se anulaban las medidas anteriores y se establecieron nuevas medidas a partir de la tasa de incidencia de aquel viernes (12 de febrero).

Así, el pasado sábado 13 en estas seis localidades quedó autorizada la reapertura de estos negocios. Fueron 34 días de espera en el caso de La Línea, el de mayor duración de las restricciones del nivel 4-2 frente a solo una semana en Algeciras.

Castellar es la única localidad que tiene cambios hoy, con la reapertura de los negocios de hostelería y comercio, ya restablecido previamente en el resto mientras que Tarifa ha sido excepción de toda la comarca que se ha librado del cierre de las actividades no esenciales al no haber alcanzado en ningún momento los 1.000 casos de incidencia acumulada medida en 14 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios