Vuelta del mercadillo La ropa ondea de nuevo al viento en el parque feria de Algeciras

  • Unos 70 puestos instalan en el primer martes con mercadillo en la ciudad con una afluencia media de clientes

  • Comercio traza una distribución para 129 puestos, la mitad de los habituales, con una ampliación de la superficie que se ocupa habitualmente

El mercadillo de Algeciras, esta mañana. El mercadillo de Algeciras, esta mañana.

El mercadillo de Algeciras, esta mañana. / Nacho Marin (Algeciras)

Los vestidos de verano, la lencería, zapatos y telas han vuelto este martes a ser acariciados por el viento de levante en el parque feria de Algeciras. La ciudad ha recuperado este 26 de mayo su tradicional mercadillo de los martes después de diez semanas sin montar por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

El género sólo ha podido ser tocado por el viento y por los vendedores, pertrechados en todo momento con guantes, mascarillas y pantallas faciales. La imagen de personas rebuscando entre los montones de ropa forma ya parte del pasado dado que las normas de prevención marcan la seguridad por encima de todo. No se puede tocar el género. 

Cuatro controladores se han encargado de que se cumplan las reglas de aforo entre el público, que se ha ido animando conforme avanzaba la mañana aunque sin llegar todavía al bullicio habitual de antes del estallido de la pandemia.

El retorno del mercadillo a Algeciras ha estado precedido de un minucioso trabajo de reordenación de los puestos por parte de la concejalía de Comercio. Las calles habilitadas tienen 13 metros de anchura (más del doble de la distancia habitual) y la separación entre puestos es superior a los dos metros. En cada tenderete sólo pueden estar el vendedor y dos clientes, como máximo.

Así, el mercadillo ha vuelto con una distribución planificada para 129 puestos frente a los 220 habituales. En el día del reestreno han montado unos 70 puestos, prácticamente todos de comerciantes del área del Campo de Gibraltar. Se paseaba sin estrecheces de ningún tipo

"Se ha duplicado el espacio disponible para la mitad de los puestos habituales para ganar el máximo de distancia posible y manteniendo un recorrido atractivo para los clientes, para que puedan caminar por el mercadillo y ver los puestos con seguridad", ha valorado el concejal de Comercio, Sergio Pelayo.

En Algeciras, como en muchas otras localidades, se ha esperado a la fase 2 de la desescalada para contar con un volumen de aforo comercialmente rentable y el apoyo de Protección Civil, Policía Local y Policía Nacional. "Ha sido un retorno escalonado y seguro. Con una afluencia media de clientes que esperamos vaya incrementándose", según Pelayo. 

La relativamente baja concurrencia de puestos sobre todos los que tenían la posibilidad de trabajar tiene varios motivos, según el secretario de la asociación de comerciantes ambulantes Fénix, José Antonio Moreno. "Han instalado sobre todo empresarios de la comarca. A algunos de otras provincias no les compensaba venir y tenían dudas sobre si su desplazamiento estaría debidamente justificado. No querían exponerse a sanciones. Además, al principio se trazó un mercadillo que no veíamos comercialmente atractivo. Afortunadamente se rectificó el lunes y agradecemos a la Concejalía de Comercio los cambios y a su concejal, Sergio Pelayo, el esfuerzo", ha apuntado Moreno.  

Para Moreno, muchos comerciantes no han instalado en el reestreno a la espera de que corra la voz de la vuelta del mercadillo y que es plenamente seguro. "No hay riesgos. Se está al aire libre, con gran separación y con todas las medidas de seguridad. Pero el anuncio de la vuelta ha cogido a muchos con el paso cambiado", ha reconocido el secretario de Fénix. 

A decenas de comerciantes les ha pillado la vuelta a la actividad sin mercancía de verano o con una situación económica muy precaria que les impide afrontar la compra de mercadería para volver a montar, según ha explicado Moreno.  

Con la mitad de los puestos autorizados y la rotación, cada comerciante podrá trabajar una vez cada dos semanas, con excepción de los puestos de frutas y verduras, considerados mercancía esencial y con posibilidad de trabajar todas las semanas. Sin embargo, este martes no había. "No fue hasta el lunes cuando quedó todo perfilado. Ya no les daba tiempo a comprar mercancía. Esperamos que la próxima semana vaya a más", ha justificado. 

Los comerciantes insisten en su petición de una moratoria de impuestos municipales que, en este caso, vaya más allá del estado de alarma. En Algeciras, la asociación Fénix va a solicitar en los próximos días seis meses de carencia en el cobro de tasas. "No vamos a poder trabajar al 100% durante muchas semanas y llegamos a la actividad con una situación dramática en muchos de los empresarios. Sería una buena ayuda", apunta Moreno. 

Para Sergio Pelayo, la concejalía de Comercio ha hecho un importante despliegue para optimizar el espacio del parque feria y poder elevar el número de puestos manteniendo las medidas de seguridad. "Trabajamos también para estos empresarios, muchos de ellos autónomos para que puedan recuperar su actividad lo antes posible", ha concluido Pelayo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios