Conexión Algeciras-Bobadilla El viaducto para restablecer el tren, terminado a falta de las vías

  • La vuelta del tráfico entre Algeciras y Bobadilla, aún sin fecha

  • El puente sustituye al terraplén arrasado por la lluvia en octubre

Trabajadores sobre el nuevo viaducto, ya terminado, a falta de colocar las vías. Trabajadores sobre el nuevo viaducto, ya terminado, a falta de colocar las vías.

Trabajadores sobre el nuevo viaducto, ya terminado, a falta de colocar las vías.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ultima la construcción del nuevo viaducto para salvar el arroyo de Las Tinajas, en Campillos (Málaga), y poder restablecer cuanto antes la conexión ferroviaria entre Algeciras y Bobadilla que permanece interrumpida desde el 21 de octubre para el tráfico de pasajeros y mercancías.

La estructura del nuevo puente está terminada –incluyendo los estribos, pilares y el tablero– a falta de que se coloquen las vías, según explicaron a Europa Sur desde Adif. No hay, por el momento, fecha fijada para la vuelta de los trenes puesto que una vez colocadas las vías es necesario efectuar pruebas de carga y otras comprobaciones. El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, contaba conque los convoyes volvieran a circular a finales de marzo, lo que no ha sido finalmente posible.

La construcción del viaducto supone el trabajo de mayor envergadura para restituir la conexión ferroviaria entre Algeciras y Bobadilla tras el fuerte temporal de lluvia y viento que provocó cuantiosos daños. Hasta que las vías fueron arrastradas por la crecida del arroyo de Las Tinajas, en ese lugar (pk 3,200) las vías se asentaban sobre un terraplén con una canalización inferior para las aguas.

Tras los daños, Adif optó por esta solución técnica, la construcción de un puente en lugar de otro terraplén, para mejorar el paso de las aguas en el futuro y ofrecer mayores garantías de durabilidad. El puente dispone de unos 85 metros de longitud y consta de tres vanos de luces entre apoyos de 25, 35 y 25 metros con una altura máxima de pila de 17 metros.

Además, se continúan realizando en todos los puntos afectados labores de saneamiento de las vías como depuración y desguarnecidos de balasto o la reconstrucción de plataformas en cunetas. También se efectúan obras de drenaje transversal para un aumento de la capacidad de evacuación en diferentes tramos, así como una protección de la infraestructura mediante escollera o mallas en diversos taludes.

Los trabajos se complementan con tareas de aporte de balasto, bateo, alineación y estabilizado en numerosos tramos de la línea ferroviaria junto con el entorno de la estación de Campillos, la que resultó más dañada por el temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios