Ezequiel Gómez. Entrenador de porteros de la Balona

"Volver a la Balona significa regresar a casa"

  • El proyecto albinegro convenció al de la Estación de San Roque, tras su periplo en la India

Ezequiel (i), junto a Ismael Chico en las oficinas de la Balona. Ezequiel (i), junto a Ismael Chico en las oficinas de la Balona.

Ezequiel (i), junto a Ismael Chico en las oficinas de la Balona. / E. S.

El exguardameta balono Ezequiel Gómez León firmó el pasado mes de junio como preparador de los porteros de la Real Balompédica Linense al tomar el relevo de Raúl Cabrera. El de La Estación de San Roque, tras su aventura en la Superliga India de la mano de César Ferrando (donde pudo quedarse esta temporada), regresa a la que considera su "casa". El sanroqueño vio "feeling" desde el primer momento con el proyecto albinegro para la presente temporada y no dudó volver a la entidad de La Línea.

"Para mí volver a la Balona significa regresar a casa", comienza el guardameta (ex de San Bernardo, UD Los Barrios y Algeciras). "Siempre me consideré un balono más porque estuve dos años allí. Le tengo un cariño especial por el tiempo que estuve. Además hay gente que conozco como Ismael Chico, Pepe [El Masa] o Pipi [Valenzuela]. Es una gran ilusión volver a la Balona", explica. "Nunca le he perdido la pista porque la seguí incluso desde la India", añade el de La Estación.

Ezequiel Gómez, que militó dos años en el equipo de La Línea como portero –entonces en Tercera división–, fue el último en llegar al cuerpo técnico de la Balona a finales del pasado junio. El nuevo preparador de porteros compartirá vestuario junto a Jordi Roger (primer entrenador), Carlos Guerra (segundo entrenador) y Jesús Estrada (preparador físico).

Antes de cerrar el acuerdo, el sanroqueño se reunió con miembros de club, entre los que estuvo Jordi Roger. "Tuvimos una primera toma de contacto para hablar, conocernos un poco y ver si había feeling o no. Yo creo que hubo buenas sensaciones", dijo de aquella reunión.

Lo "único" que le puede ofrecer a la Balona es "mucho trabajo". "Vengo con muchas ganas e ilusión. Trataré de mejorar a los porteros, sacarles un buen rendimiento y ayudar al entrenador en lo que necesite", comenta. "Tengo constancia de que Javi Montoya es un gran portero, ya me lo dijeron cuando firmé. Seguro que será una satisfacción poder trabajar con él. Lo he seguido y he visto qué clase de futbolista es", avanza.

Ezequiel cuenta con el título de entrenador UEFA Pro III, con el que puede desempeñar algunas funciones para asesorar a Jordi Roger en otros campos. "Cuando estuve en la India con César Ferrando tenía esa función también y me gustó. Por eso cuando me reuní con Jordi me comentó que le parecía estupendo que aportásemos lo que viésemos oportuno. Si en ciertos momentos vemos algo que él no ve podemos ayudar. Después, como primer entrenador, él es el que toma las decisiones. Tener un entrenador que te escuche y valore lo que puedas decir es una postura que a mi me gusta. Lo veo importante", dijo.

"La experiencia en la India fue espectacular. Trabajar a ese primer nivel y con los porteros que tuve allí fue descubrir una liga y una cultura nuevas. Todo fue nuevo, pero salí muy contento. Aprendimos todos de todos. Tuve la oportunidad de permanecer en el club, pero no me pareció la mejor decisión si tampoco seguía Ferrando", terminó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios