Real Balompédica Linense El presidente abroncó a la plantilla en la caseta tras la derrota en Marbella

Raffaele Pandelone, en el transcurso de la última asamblea de socios Raffaele Pandelone, en el transcurso de la última asamblea de socios

Raffaele Pandelone, en el transcurso de la última asamblea de socios / Rafael Cerpa

El presidente de la Real Balompédica Linense, Raffaele Pandalone, se personó en el vestuario de su equipo nada más finalizar el encuentro del pasado sábado en Marbella y, visiblemente enfadado por la derrota (2-0), abroncó a los jugadores de su plantilla por lo que entendió un rendimiento inadmisible que le había conducido al tercer revés consecutivo.

El mandatario, según desvelo Cadena Joven, se encaminó a la caseta incluso antes de finalizar la contienda y se dirigió a los futbolistas en términos muy contundentes. Una semana antes ya había abandonado el Municipal, tras la derrota a manos del San Fernando, sin ocultar para nada su frustración por los últimos marcadores.

De acuerdo a la información que maneja este periódico el empresario romano incluso pateó uno de los bolsos en los que se desplaza la ropa y golpeó con fuerza uno de los armarios, un sonido que se pudo oir, junto al tono elevado de su voz, desde fuera de la caseta.

Tanto lo que entienden como exagerada bronca del presidente como las posteriores manifestaciones del preparador, Jordi Roger (“hay jugadores que no tiran y no estarán conmigo el año que viene”) han provocado mucho malestar entre los miembros del plantel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios