Real Balompédica Linense Balona: viajeros al tren

  • El protocolo anti-Covid marca la primera reunión de la plantilla albinegra de la 2020-21

  • Los cameruneses Wolosso y Mbia se suman a las novedades

  • Nacho Holgado se estrena como miembro del primer equipo

La plantilla de la Balona, en el césped del Municipal La plantilla de la Balona, en el césped del Municipal

La plantilla de la Balona, en el césped del Municipal / RBL

El protocolo marcado por la Junta de Andalucía y la Real Federación Andaluza de Fútbol para evitar que los vestuarios de los clubes se conviertan en focos de rebrotes del Covid-19 (coronavirus) marcó este lunes el regreso a la actividad después de más de cinco meses de la Real Balompédica Linense. El entrenador, Antonio Calderón, dio las pautas de trabajo a sus hombres antes de que este martes se lleve a cabo en Estepona la primera sesión de trabajo físico de la campaña 2020-21, en la que los linenses volverán a militar en la Segunda división B.

Parecía que no iba a llegar nunca, pero el comienzo de la pretemporada de la Balona ya está aquí. Con toda la plantilla en la caseta (incluidos el extremo Wolosso y el pivote Mbia, que llegan desde su sucursal en Camerún, la Academia Esperanza para Todos) se produjeron los típicos reencuentros –este curso no demasiados, por cierto- y las preceptivas presentaciones. Esta vez sin la habitual presencia de los medios, que tienen vetado, como toda persona ajena a la estructura de la entidad, su acceso a la zona.

Entre las novedades con más sabor a La Línea, la de los tres canteranos que van a completar la pretemporada con el primer equipo: Josema, Samu y el cadete Javi Méndez, a quienes se suma como representación local Nacho Holgado, que ya es miembro de pleno derecho de la primera plantilla, en la que ocupa plaza de sub-23.

De acuerdo al “protocolo relativo a la protección y prevención de la salud frente al Covid-19 en entrenamientos” que la Andaluza ha remitido a todos sus asociados, los futbolistas, a los que les fue tomada la temperatura, tuvieron que someterse a un cuestionario en el que se les preguntaba si habían tenido síntomas de la enfermedad o habían estado en contacto con alguien que los padeciese.

En contra de lo previsto no hubo charla del presidente, Raffaele Pandalone, así que Antonio Calderón, en vista de que el calor apretaba en la caseta, decidió que la suya, la que marca las directrices para lo que queda de campaña ante los que serán sus pupilos, tuviese lugar en la zona de Tribuna del estadio Municipal en la que aún es posible guarecerse del sol, justo a la altura del palco. Del contenido de la misma, lógicamente, nada ha trascendido, aunque es fácil de imaginar.

El siguiente capítulo de esta historia se escribe este martes en el complejo deportivo de Arroyo Enmedio, en Estepona (Málaga), donde el plantel llevará a cabo tres de las cuatro sesiones preparatorias de la semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios