Real Balompédica Linense La Balona decide este viernes si se transforma en SAD

  • La histórica asamblea se celebrará desde las 19:30 en el Palacio de Congresos

  • Algo más de 150 socios tienen en sus manos una decisión crucial para el futuro

  • Pandalone cree que es la credibilidad de su proyecto lo que se somete a análisis

Zapata, Pandalone, Galán y Gavilán, en la comparecencia ante los aficionados del martes Zapata, Pandalone, Galán y Gavilán, en la comparecencia ante los aficionados del martes

Zapata, Pandalone, Galán y Gavilán, en la comparecencia ante los aficionados del martes / Erasmo Fenoy

Llegó el día. Después de más de cien años de historia este viernes 14 de febrero, algo más de 150 socios tienen en sus manos determinar si la Real Balompédica Linense sigue siendo un club o se adentra en el camino hacia su conversión en Sociedad Anónima Deportiva. La asamblea extraordinaria en la que el club solicita permiso para iniciar ese proceso se celebrará en el salón Cádiz del Palacio de Congresos y arrancará a las 19:30 en primera convocatoria y a las 20:00 si en la hora inicial no hubiese quórum suficiente. El presidente, Raffaele Pandalone, entiende que se somete a análisis la credibilidad que haya sabido ganarse desde que desembarcó en el cargo.

Media docena de intentonas fallidas en la últims casi veinte años. Incluso una aprobación que quedó sin efecto allá por 2006. Y dos años largos desde que el expresidente Alfredo Gallardo hizo el traspaso de poderes a Raffaele Pandalone con el compromiso de que el club plantearía su transformación en SAD. Una larga sucesión de acontecimientos que llega a su fin este viernes. Un día tan señalado como el de los enamorados, los que tiene la condición de socios participarán de una jornada que será histórica sea cual el resultado.

La semana, muy intensa, ya ha vivido dos capítulos muy significativos y en ambos casos la suerte parece querer sonreír a los que defienden que ha llegado el momento de que la histórica Balona se someta a la metamorfosis más decisiva de cuantas ha afrontado. Que han sido infinitas.

El martes la directiva y el abogado Alejandro Zapata se pusieron al servicio de todos los aficionados para trasladarles su visión de este proyecto. El presidente cerró el acto entre unos significativos aplausos. El miércoles la conocida Peña Pichigüey llevó a cabo un referéndum para determinar cuál sería el voto de la entidad, que como tal está registrada como socia de la Balompédica. El 87% de los que depositaron la papeleta solicitaron que se respalde la mutación que propone el club. Algo más que un sondeo.

El caso de prosperar el inicio de la mutación a SAD los socios deberán ser convocados al menos en otras dos ocasiones antes de que finalice el proceso.

Raffaele Pandalone dice tener “sensaciones muy positivas” en el interminable compás de espera. “Más que decidir si nos transformamos en Sociedad Anónima, lo que los socios harán será demostrar si confían en mi proyecto y palpo que la mayoría está de mi lado”

Pandalone: "Llevo dos años aquí y con trabajo me he ganado el cariño de la gente"

“Llevo dos años en La Línea y a base de trabajo, porque no he dejado de hacerlo, me he ganado al respeto y el cariño de la gente”, sostiene el empresario italiano.

“Cada persona tiene su modo de ser y aunque yo no hable demasiado los aficionados han palpado que le he dedicado muchas horas, que estoy muy pendiente de la Balompédica y que ocupa un sitio muy importante en mi corazón”., recalca.

El presidente muestra su convencimiento de que “todo el entramado de la Sociedad Anónima, tanto a nivel jurídico como empresarial, no es fácil de comprender y mucho menos de entender como hicimos el martes” e insiste: “Por eso digo que es importante que la gente confíe en mí, porque yo sostengo que es algo muy bueno para la Balona y para su futuro y la gente que me crea me apoyará”.

Pandalone, que subraya lo aplastante del respaldo encontrado entre los socios de la Peña Pichigüey, explica: “Es necesario que demos este paso por el futuro de la Balona. Si el club tuviese diez mil socios posiblemente ni siquiera yo sería su presidente, pero necesitamos inversión externa y para conseguirla hay que ofrecer a los inversores un marco que le garantice que no van a perder su dinero”.

“Que sepan los aficionados que si nos convertimos en SAD mi responsabilidad será aún mayor, porque seré el responsable de una institución que podrá ser privada, pero que es muy importante para La Línea”, finaliza el máximo mandatario albinegro.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios