Real Balompédica Linense Balona-Zabal, un proyecto de futuro que se conjuga en presente

  • Cuatro jugadores de la primera plantilla albinegra tutelan la formación de la cantera zabalista 

  • La anunciada filialidad no entrará en vigor hasta el próximo verano

Javi Montoya, rodeado de porteros de los diferentes equipos del Atlético Zabal Javi Montoya, rodeado de porteros de los diferentes equipos del Atlético Zabal

Javi Montoya, rodeado de porteros de los diferentes equipos del Atlético Zabal / Rafael Cerpa

La Real Balompédica Linense ya ha comenzado a ejercer de equipo nodriza del Atlético Zabal, que la temporada próxima será su filial y el responsable único de sus categorías inferiores. Cuatro de los futbolistas de la plantilla de Segunda B (Ismael Chico, Carrasco, Javi Montoya y Ahmed) están implicados desde el pasado mes de enero en la formación de los chavales, que reciben entusiasmados los consejos de quienes son sus referentes deportivos.

No existe aún –o al menos no se ha hecho público– un contrato que relaciones a la Real Balompédica Linense y al Atlético Zabal, pero los presidentes de ambas entidades ya han confesado abiertamente que la temporada próxima ambos clubes estarán vinculados por los lazos de la filialidad. La Balona ha decidido no esperar al próximo curso para dar un paso adelante en su trabajo y ya tutela deportivamente la formación de aquellos jugadores que dentro de apenas dentro de medio año formarán su cantera.

En buena medida gracias a la gestión que realiza como nexo de unión entre los dos clubes el Team Manager de la Balompédica, Carlos Guerra (uno de los muchos que dio sus primeros pasos en el Virgen del Carmen de la barriada de La Atunara) Ismael Chico desempeña las funciones de primer entrenador del equipo infantil que compite a nivel provincial y al que por cierto no le va nada mal, ya que ocupa la segunda plaza.

El capitán de la primera plantilla albinegra ha completado su cuerpo técnico con José Manuel Carrasco (“no es mi segundo, es que lo llevamos juntos”, aclara) y del meta Javi Montoya, que acude cada miércoles a las instalaciones zabalistas para adiestrar con trabajo específico a los dos guardametas que forman parte del plantel. Bueno y a los del resto de las plantillas zabalistas.

Por su parte el hispano-argelino Ahmed Belhadji es el técnico del segundo conjunto alevín de la entidad, el que compite a nivel local.

Aunque durante las sesiones de trabajo es evidente quien manda y quiénes son los alumnos, lo que ya no resulta tan fácil de determinar es quiénes disfrutan más.

En cualquier caso Balompédica y Zabal ya han puesto en marcha una simbiosis encaminada a reverdecer aquellos tiempos en los que la incorporación de jugadores de La Línea y de otros puntos de la comarca a la primera plantilla casi no era noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios