Real Balompédica Linense Javi Montoya: "No soy el portero estrella, la Balona es el equipo estrella de Europa"

Javi Montoya, en los campos de césped sintético de la Ciudad Deportiva de La Línea Javi Montoya, en los campos de césped sintético de la Ciudad Deportiva de La Línea

Javi Montoya, en los campos de césped sintético de la Ciudad Deportiva de La Línea / Rafa Cerpa

Hace ahora un año no sabía muy bien el significado del término “Domingo Rociero”.Doce meses después Javi Montoya no solo confiesa haberse empapado de lo que supone para sus vecinos la fiesta más significativa de La Línea, sino que hace tiempo que fue elevado a los altares deportivos de los aficionados de la Real Balompédica. Siete partidos (712 minutos) sin encajar un solo tanto, diez de catorce con el marco a cero (cinco de quince para el equipo) y que la media docena de goles recibidos por su equipo le señalen como el segundo menos batido de las cinco grandes ligas solo por detrás del Liverpool le han convertido en noticia a nivel nacional e internacional. El portero riojano, el menos batido de España, se comporta con la misma sencillez de siempre, sin perder la sonrisa... ni la ilusión por dar por el fin el salto de categoría y que la Balompédica sea la primera beneficiada.

–¿Qué tal se lleva eso de ser el portero estrella en media Europa?

–Al final lo que somos es el equipo estrella de toda Europa. Ni el portero ni de media. El trabajo de todos está siendo impecable, sobre todo en la faceta defensiva. Concedemos muy poco y lo poco que concedemos lo estamos resolviendo bien. Es algo que nos identifica y es cierto que se habla de nosotros en toda Europa porque no recibimos goles.

–En estas últimas semanas recibirá más llamadas, más mensajes de gente que de repente ha recuperado su número de teléfono.

–Sí que es verdad que todo esto hace que la Balona suene y la gente que sigue un poquito el fútbol se acuerde de los que estamos aquí. Es verdad que te escriben, te preguntan. Hay mucha gente que se alegra y seguro que habrá alguno que no se alegra tanto [se ríe]. Pero yo me aferro al mensaje que no paramos de repetir estos días, que aún no hemos hecho nada, que es muy pronto, que ni siquiera ha acabado la primera vuelta y que nuestro objetivo no tiene que ir más allá del partido del domingo con el Recre.

–¿Usted es mucho de contar minutos y de apuntar cifras?

–No, la verdad es que no. Lo que pasa es que claro, lo oyes y lo lees después de los partidos y hace ilusión. Al final es difícil mantener tantos partidos consecutivos la portería a cero, porque influyen muchos factores: que el equipo esté bien, que las que tenga el rival la defensa o el portero las puedan sacar, que no piten ningún penalti, no haya ninguna acción rara o desafortunada… a todo el equipo le hace ilusión. El domingo lo hablábamos en el autobús de vuelta desde Talavera, que son datos bonitos y que todos somos partícipes de que se esté hablando de nosotros. Ya nos avisó el míster, que si estamos en una racha buena hay que tratar de alargarla lo máximo posible y no dormirse en los laureles.

–De la infinidad de datos que se manejan con respecto a esto de la imbatibilidad ¿cuál le llama más la atención?

–Yo creo que el más relevante, porque engloba a todo los demás es que llevamos quince jornadas y hemos dejado once veces la portería a cero. Eso es una barbaridad. Ya decía antes que es lo que nos identifica y por eso estamos ahí arriba. A poco que tengamos un poco de fortuna, porque en todos los partidos estamos teniendo ocasiones, vamos a dar ese salto en la tabla.

"El dato más relevante, porque engloba a todos los demás, es que hemos dejado la puerta once veces en quince partidos; es una barbaridad"

–¿Cómo se hace para que todo eso no se suba a la cabeza?

–Lo principal es estar tranquilos y mirar lo que sucede alrededor. Está el caso del Ibiza, un equipo súper fiable y va a Cartagena y se lleva seis. Es fundamental tener los pies en el suelo, ser humildes, porque cualquier equipo a poco que bajes un poco el listón te pinta la cara. No hay que dejarse llevar y pensar en la dificultad del partido del domingo, con un rival directo. No hay más allá. El fútbol te enseña que puedes tener dos partidos en los que las cosas no salgan bien, en los que no salgan al 150 por cien como estamos haciendo ahora y…

–¿Qué diferencia el Javi Montoya de esta temporada al del curso pasado, cuando todo el mundo decía que la Balona tenía un gran portero, pero encajó 32 goles en Liga?

–Imagino que este año me siento más cómodo, más asentado…

–¿Más protegido?

–Nooo. No me refiero a eso. Más asentado. El año pasado llegué nuevo. No conocía bien esto y hay cierto tipo de cosas a las que tienes que adaptarte, como cualquiera. Pero ahora ya llevo año y medio aquí…

–... y al fin ha aprendido usted lo que es el Domingo Rociero.

–Si sí, ya sé lo que es el domingo Rociero [vuelve a reírse abiertamente]. Y ya sabiendo eso estoy como más asentado en el club. La verdad es que el cariño de la gente me ayuda mucho a que me sienta tan a gusto en La Línea y en la Balona. Todo ayuda. Y el resto es trabajo, trabajo porque yo sigo teniendo mis objetivos a título personal.

–Solo usted sabe si ya ha pasado, pero ¿y si antes de que se cierre el mercado de invierno llega alguien y pega a la puerta?

–Pues… lo primero si pegan a la puerta será abrir para ver qué dicen [guiña en un gesto de complicidad].

–... ¿y si dicen lo que los dos estamos pensando que pueden decir?

–Si dicen algo bueno, yo también tengo ganas de pegar el salto a título personal, porque estoy en una edad para hacerlo. Y si la Balona lo ve viable y todos salimos ganando… adelante. Lo que todo el mundo debe tener claro es que si alguien llama a la puerta lo primero que haría sería ponerle en contacto con el presidente.

"Tengo ganas de dar el salto; si alguien pega en la puerta y todos salimos ganando... adelante"

–Igual llamar, lo que se dice llamar aún no ha llamado nada, pero ¿no ha oído al menos rascar en la puerta?

–Que yo sepa… nadie. Ni el presidente me ha dicho nada ni mi representante, que hablé con ellos hace poco, tampoco. Pero no me gusta hablar de todo eso. Yo pienso en el Recre, en que todo el equipo haga una semana buena de entrenamientos y en darle otra alegría a la afición. Si algo tiene que venir ya vendrá y ya lo hablaremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios