Real Balompédica Linense | El rival

Un gol en las últimas seis jornadas, lastre para el Villanovense, que se hace fuerte en casa

  • El exalbinegro Rafa Navarro, baja por la 'cláusula del miedo' impuesta por la Balona

Rafa Navarro, en un entrenamiento de esta temporada con la Balona Rafa Navarro, en un entrenamiento de esta temporada con la Balona

Rafa Navarro, en un entrenamiento de esta temporada con la Balona / Rafael Cerpa

La Real Balompédica Linense visita este domingo (17:00) a un Villanovense que durante toda la semana ha oído sonar las alarmas. La derrota del pasado domingo en Talavera ha devuelto al equipo serón a la plaza de promoción del grupo IV de Segunda B. Un solo gol anotado en las seis últimas jornadas y que a estas alturas de competición aún no haya ganado como visitante convierten en algo muy sencillo el diagnóstico de sus problemas.

El rival balono sobrevive precisamente gracias a su balance en casa, donde solo ha perdido tres de los 13 partidos disputados y ha sumado 20 de los 27 puntos que acumula. De hecho no dobla la rodilla ante sus aficionados desde el 7 de enero, cuando el Recre salió victorioso del Romero Cuerda (1-2).

La ausencia de acierto ante el marco contrario no admite duda. Solo el Atlético Malagueño (15) ha anotado menos goles que el Villanovense y El Ejido (19).

Los serones serían décimos si solo contasen los partidos desde la llegada de Julio Cobos

La complicada situación del conjunto de Villanueva de la Serena, que parece abocado a pelear hasta el final del presente curso por evitar el descenso, no se puede decir que sea, precisamente, responsabilidad de su técnico, el exbalono Julio Cobos, por el que hablan los números.

Cobos llegó al cargo justo antes de medirse a la Balona en la primera vuelta, como relevo de José Manuel Roca. Por entonces los extremeños eran penúltimos con tres puntos. Desde ese día han sumado 24, lo que supone que en ese periodo de tiempo ocupan la décima plaza de la clasificación. Eso, sin olvidar que ya con el exalbinegro en el banquillo el Villanovense apeó al Multilvera navarro (1-3) y alcanzó la cuarta eliminatoria de la Copa, en la que se enfrentó al Sevilla.

Además, el próximo rival balono es uno de los equipos que ha experimentado un notable cambio en el mercado de invierno. No es ningún secreto que se trata de un club modesto y algunos de sus futbolistas se vieron tentados por ofertas de esas que se suelen catalogar de irrechazables. Salieron de la caseta del Romero Cuerda el exbalono Carlos Selfa (Ebro), Esteban, Christian Márquez (Conquense), Xiscu (Atlético Malagueño) y Leandro (Torrelavega). Por el contrario llegaron dos exbalonos, José Ramón (Marbella), Rafa Navarro, Ali Diakité (Lorca), Braim (Melilla) y Moussa Cámara (Salamanca FC UDS).

De cara al encuentro con la Balompédca son bajas Espín, sancionado, Tapia y Eduard Calín, lesionados de larga duración y Rafa Navarro, que no puede jugar por la denominada cláusula del miedo, que la Balompédica le impuso en enero cuando le concedió la carta de libertad para enrolarse en el Villanovense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios