Real Balompédica Linense Pirulo, a por su año sólo de luces

  • El delantero, ex de Balona y Unión, hace un balance "positivo" de su primer curso en Polonia a pesar del descenso a Segunda con el LKS de Lodz

  • El atacante barreño, tras un periodo de adaptación a un fútbol diferente, confía en que la próxima sea su temporada

Pirulo, con su camiseta, en el Virgen del Carmen de La Línea Pirulo, con su camiseta, en el Virgen del Carmen de La Línea

Pirulo, con su camiseta, en el Virgen del Carmen de La Línea / RAG

José Antonio Ruiz López Pirulo viajó el pasado lunes de regresó a Polonia para iniciar su segunda temporada en el LKS de Lodz, de cuyo descenso a la segunda categoría ha sido partícipe en una temporada en la que hace un balance positivo. El delantero de Los Barrios apenas había tenido tiempo de deshacer las maletas. Una semana para ver a la familia antes de la vuelta el trabajo, un corto espacio de tiempo en el que no dejó pasar la oportunidad de contribuir al campus de la Real Balompédica Linensede su Balona- donde los más pequeños disfrutaron de su presencia y de la del linense Tete Morente, jugador del Málaga, en una mañana que para ellos resultará inolvidable.

Pirulo, que se marchó poco después de festejar el ascenso a Segunda de uno de sus equipos, el Sabadell, realiza un balance “positivo” de su primera temporada en el fútbol polaco, al que llegó traspasado desde la Real Balompédica. “He podido aprender muchas cosas, he sido capaz de adaptarme a una situación complicada como la que hemos pasado esta temporada como consecuencia de la pandemia y aunque deportivamente ha sido un año duro, me quedo con todo lo positivo”, explica.

“Empecé jugando, después tuve un par de meses en los que apenas entraba, pero también es verdad que necesitaba un periodo de adaptación. Aunque estoy convencido de que podía haber dado mucho más y precisamente por eso estoy con ganas de que esta temporada que viene sea la mía”, comenta en referencia a la que se inicia en la última semana de agosto.

Yo soy crítico conmigo, pero también soy consciente de que el salto de categoría era muy grande, que es una competición en la que hay muchos equipos muy buenos y de que se trata de un fútbol completamente diferente, muy físico, al que hay que adaptarse muy rápido porque si no… te comen”, añade.

El delantero barreño está convencido de que agotará los dos años de contrato que aún le unen al LKS de Lodz. “El objetivo es volver a ascender a Primera división”, recalca.

Esas ganas de seguir se deben, en gran medida, a que tanto Pirulo como su familia se han encontrado cómodos en su nueva vida. “Es una ciudad muy buena, tanto mi mujer como mi hija han estado muy bien y todo eso ayuda a que tenga ganas de hacer mejor las cosas”.

El apartado negativo, la crisis del Covid-19 (coronavirus) que fue “más corta” en lo que al confinamiento se refiere que en España. “Me dieron un plan de trabajo y me llevaron una bici estática a casa, pero ya digo que no fue tan duro como las noticias que me llegaban desde aquí”.

"La Balona es un club al que siempre llevaré en mi corazón"

Pirulo asegura que a pesar de estar centrado en su equipo, siempre está al tanto de lo que sucede en los dos equipos de la comarca cuyas camisetas ha vestido, la UD Los Barrios y la Balona, a la que se refiere como “un club al que siempre” llevará en su corazón.

“La verdad es que su momento me sorprendió la destitución de Jordi Roger, porque pensé que era un hombre para un proyecto a largo plazo, pero al final éstas son decisiones del presidente y de la junta directiva y lo cierto es que se produjo un cambio muy positivo y con la llegada del nuevo entrenador, de Antonio Calderón, estaban ahí con opciones de entrar en el play-off… pero el coronavirus se lo fastidió”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios