Real Balompédica Linense Pirulo pone rumbo a Polonia agradecido a Balona y Unión

  • El LKS de Lodz hace oficial su fichaje para las próximas tres temporadas

  • "Solo tengo palabras de agradecimiento a la afición de La Línea”, recalca el mediapunta

  • "En Los Barrios volví a sentirme futbolista, volví a creer en mí", sostiene

Pirulo, en la Ciudad Deportiva durante un entrenamiento Pirulo, en la Ciudad Deportiva durante un entrenamiento

Pirulo, en la Ciudad Deportiva durante un entrenamiento / Rafael Cerpa

Comentarios 0

José Antonio Ruiz Pirulo será jugador del Lódzkiego Klubu Sportowego (LKS) de Lodz, un recién ascendido a la Liga Ekstraklasa, la Primera división de Polonia, hasta 2022. El mediapunta se marcha entre muestras de agradecimiento a la Real Balompédica, en la que jugó la última temporada, y a la UD Los Barrios, donde entiende que regresó al fútbol en medio de una situación crítica. El barreño afronta con la máxima ilusión la tercera aventura en el extranjero de su trayectoria y subraya la importancia de que el conjunto polaco ha depositado su confianza en él para nada menos que tres andaduras.

Pirulo visitó el pasado fin de semana Polonia para someterse al preceptivo examen médico y una vez superado este trámite los clubes acordaron hacer oficial su fichaje en la mañana de de este viernes. El futbolista se trajo una buena imagen de la que será su futura casa y se encuentra justo en la encrucijada entre cerrar una parte de su carrera y abrir la siguiente.

“Aunque pueda parecer lo contrario sí que cuesta tomar esta decisión”, sostiene Pirulo. “Aquí estoy bien, estoy en mi casa, con mi familia, en la Balona estaba muy a gusto y todo eso pesa, pero evidentemente cuando te plantan la oferta sobre la mesa piensas sobre todo en la familia, la carrera del futbolista es muy corta y hay que intentar rentabilizarla”.

“Además se trata de una oportunidad muy bonita, porque voy a una competición muy atractiva, así que lo afronto con la ilusión de hacer algo importante allí”, recalca.

Pirulo echa la vista atrás. En pleno mercado de invierno de la campaña 2017-18 el jugador renunciaba a salir de la UD Los Barrios, en la que poco menos que se había cobijado. Un año y medio después el fútbol le ha vuelto a ofrecer una gran oportunidad. “Entonces no es que fuese difícil que me imaginase algo de esto, es que era imposible” confiesa el atacante.

“Yo vine a Los Barrios de la Primera división de Bulgaria y fue precisamente en mi casa donde volví a sentirme futbolista, donde volví a creer en mí”, analiza. “Se puede decir que estaba empezando otra vez de cero y en ese mercado de invierno barajé muchas opciones, pero decidí quedarme para ayudar a la Unión... y ya después vino el interés de la Balona”.

“Hay veces en la vida en las que es necesario dar un paso atrás para tomar fuerza y dar varios adelante y éste es el caso”, recalca el mediapunta.

“Dar aquel paso atrás me vino genial, porque me encontré a mí mismo, me reencontré con mi gente y con mi familia, a la que echaba de menos después de muchos años fuera y todo eso me permitió hacer un buen fútbol porque además tuve la suerte de contar con excelentes compañeros”, continúa.

“Cuando acabó la temporada me siguió acompañando la fortuna y un equipo de Segunda B que está al lado de casa como es la Balona se acordó de mí y no tuve ninguna duda y también acerté”, abunda.

De su paso por la Real Balompédica, exceptuando aquel primer mes y medio en el que una lesión le impidió entrenarse en pretemporada, Pirulo hace un balance “muy bueno”.

“La pena es que me quedo con el mal sabor de boca de cómo hemos acabado, pero el fútbol tiene estas cosas”, lamenta. “Yo prefiero quedarme con la primera vuelta que fue increíble aunque es verdad que el final te deja mal regusto”.

“A título personal solo puedo decir que estoy muy agradecido a la afición porque ha estado conmigo en las buenas y en las malas”, recalca. “Cuando perdía un balón siempre escuchaba aplausos, solo puedo decir cosas positivas de la afición de La Línea y agradecerle su comportamiento”.

Quizás por eso Pirulo no cierra la puerta a un hipotético futuro regreso a la Balompédica. “Si esa situación se diese, mi actitud sería la de ponerlo todo de mi parte, porque ya digo que solo tengo palabras de agradecimiento hacia el club, puede que haya estado solo un año, pero ha sido muy intenso, me han hecho sentir como en mi casa desde el primer día que llegué tanto los directivos como los utileros, el médico, el cuerpo técnico ha sido espectacular... sin duda volvería a la Balona con los ojos cerrados”.

“Lo que se puede dar por hecho es que me voy como un aficionado balono y que a pesar de la distancia seguiré todo lo que suceda porque dejo muchos amigos y porque quiero lo mejor para el club y para esa afición como lo quiero para la Unión, finaliza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios