Real Balompédica Linense - CF Talavera | Crónica exprés La Balona encaja, ante el Talavera, su cuarta derrota consecutiva (0-1)

  • Los albinegros, que juegan media hora con un hombre más, incapaces de anotar un tanto

  • El exbalono Espinar hace el gol de los cerámicos y se autoexpulsa más tarde

Espinar, protagonista por partida doble del encuentro, avanza con el balón Espinar, protagonista por partida doble del encuentro, avanza con el balón

Espinar, protagonista por partida doble del encuentro, avanza con el balón / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense ha caído derrotada este domingo en el Municipal a manos del CF Talavera, que con esta victoria se garantiza la salvación y además adelanta en la clasificación al equipo de La Línea, al que envía a la décima plaza del grupo IV de Segunda B. La Balona enlaza cuatro derrotas consecutivas y cinco jornadas sin vencer.

Con este resultado los de Jordi Roger están a cinco puntos de las plazas que conceden el derecho a jugar la Copa, con 12 por disputar. Tres de esos cuatro partidos lo disputará la Balompédica lejos de su estadio.

Tras un esperanzador inicio de los de casa en el primer acercamiento al marco de los visitantes (14') el exbalono Miguel Ángel Espinar puso por delante a su equipo al tocar con la espuela un remate de Víctor Andrés desde casi la frontal en una acción mal defendida tras un saque de banda.

El tanto descompuso a la Balona, que hasta el descanso se mantuvo viva gracias a las intervenciones de su guardameta, Javi Montoya, sobresaliente. Hasta tres veces evitó el segundo tanto toledano.

La segunda mitad era un reflejo de la impotencia de la Balompédica hasta que el propio Espinar soltó el codo en un lance del juego, golpeó a Carrasco en el rostro y el árbitro interpretó que debía ser expulsado (60').

Con 0-1, media hora por delante y un hombre más Roger introdujo dos cambios. Tarsi Aguado le dio viveza al juego balono y a medida que pasaban los minutos el choque se tornó en un asedio de los de casa, que una vez más ponían de manifiesto su incapacidad para anotar en ataque estático. No es casualidad que no hayan marcado en los tres últimos duelos.

En el 88' con la Balompédica ya volcada Laerte se presentó solo en el área, pero una vez más Montoya evitó la sentencia. En el 91' tuvo la última el equipo de casa, pero como sucedió hace dos semanas ante el San Fernando, lo que parecía un gol cierto de Buba se encontró con un paradón del portero rival, en este casi Gianni.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios