Real Balompédica Linense El coste de los test PCR, otro obstáculo para la pretemporada de la Balona

  • El protocolo que preparan CSD y gobiernos autónomos multiplica los gastos estivales

  • Algeciras y UD Los Barrios, afectados por el mismo problema

Un ciudadano se dispone a someterse a una prueba PCR Un ciudadano se dispone a someterse a una prueba PCR

Un ciudadano se dispone a someterse a una prueba PCR

La Real Balompédica Linense, y por extensión el resto de clubes de Segunda división B (entre los que se encuentra el Algeciras Club de Fútbol) y Tercera división (con la Unión Deportiva Los Barrios) se encuentran ante una situación delicada: el protocolo que preparan la Federación Española y las comunidades autonómicas exige que futbolistas, técnicos… se sometan a pruebas PCR de forma regular. El precio de cada una de esos análisis, para todo el grupo supera los 3.000 euros. En el fútbol profesional una cantidad insignificante. En el de Segunda B y Terecra… una verdadera barbaridad.

El comienzo de la temporada 2020-21 sigue encontrando obstáculos. A la espera de lo que decida este miércoles el Consejo Superior de Deportes los clubes ya son conscientes de que el arranque de la competición está lejos y lo que es peor, va a ser muy costoso. Basta ver el protocolo que la Española impuso a los equipos que jugaban el play-off de ascenso a Segunda y Segunda B para tener constancia de que a los múltiples gastos que genera la pretemporada (inscripción, material, Mutualidad…), se suman ahora las pruebas exigidas.

La pretemporada se va enmarañando para los equipos no profesionales. No habrá amistosos con rivales de cierta entidad que permiten ingresos extra, posiblemente no habrá ningún tipo de partidos a puerta abierta y mientras tanto los gastos se van multiplicando.

Hay entidades, sobre todo de Tercera, que si la liga comienza a finales de septiembre o comienzo de octubre no saben cómo podrán hacer frente a tanto desembolso, ya que en la mayoría de los casos no logran un solo euro de ingresos desde el mes de marzo, cuando se paró la competición como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el Covid-19 (coronavirus).

En el caso de la Real Balompédica, el presidente, Raffaele Pandalone, ya anunció que aplazaba sine die el comienzo de los entrenamientos. Pero como quiera que casi todos los integrantes del plantel están ya en La Línea, el club ha tenido que comenzar a abonar los alquileres de sus domicilios, así que la máquina de gastar de la próxima temporada ha comenzado a funcionar. Y de momento, la entidad apenas ha vendido una decena de abonos.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios