Real Balompédica Linense El Municipal se somete este viernes al examen de acceso a la Primera RFEF

  • La Balona y el Ayuntamiento conocerán qué reformas deben acometer antes del 29 de agosto

Vista del estadio Municipal de La Línea

Vista del estadio Municipal de La Línea

La Real Federación Española de Fútbol acudirá este viernes, en la persona de uno de sus delegados, al estadio Municipal de La Línea para comprobar qué medidas cumple el recinto y cuáles no de las exigidas para que un equipo, en esta caso la Real Balompédica Linense, pueda disputar la campaña del estreno de la Primera RFEF. Los arreglos deberán acometerse antes de que el 28-28 de agosto arranque la competición.

El reglamento establece que son necesarios una serie de requisitos por iluminación artificial (600 lux de potencia) de los que que la Balona ya sabe que no podrá disponer en el arranque de la campaña 2021-22. Esta situación ya está en conocimiento de los organismos competentes, a los que también se ha aportado el plan de la obra de reforma del recinto, que da prioridad a ese apartado. La Española busca soluciones transitorias, entre ellas, que la escuadra que dirigirá Antonio Ruiz Romerito dispute sus encuentros en horario matinal. Esta situación está, por lo tanto, al margen de esa visita.

La Española ya hizo públicos las condiciones que debe reunir un estadio. En el documento titulado 'Requisitos de infraestructura de estadios de Primera RFEF', el primer apartado es el del terreno de juego, con una recomendación de medidas de 105x68, con unas mínimas de 98x60, que cumple de sobras el césped del Municipal.El césped natural, del que ya dispone la Balona será "obligatorio a partir de la temporada 2022-2023".

Además, debe haber zona de calentamiento detrás del primer  asistente y “el área inmediatamente adyacente al terreno de juego debe ser segura para jugadores y árbitros. Todo el equipamiento alrededor del terreno de juego y elementos estructurales asociados deben posicionarse de manera que no supongan ningún riesgo par jugadores, técnicos y oficiales de partido”.

Es estadio debe disponer de un  “marcador electrónico o videomarcador que admita al menos minuto y resultado” y “dos banquillos cubiertos para cuerpo técnico y suplentes de al menos 12 asientos”, que existen en el Municipal.

Entre otros puntos el reglamento exige “un paso cubierto, subterráneo o protegido para jugadores, técnicos y oficiales de partido desde la zona de vestuarios al terreno de juego”.

El organismo federativo además incluye en sus peticiones un generador de emergencia con capacidad suficiente para mantener la iluminación del terreno juego en caso de corte de suministro eléctrico y un sistema de megafonía básico que cubra todo el estadio.

Entre otros requisitos, también se solicita aparcamiento para al menos autobuses de los equipos y árbitros, zona de grada diferenciada para afición visitante, con un mínimo de 50 localidades, palco de autoridades con capacidad mínima para 15 personas.

La RFEF, consciente de que los clubes necesitan un tiempo para adaptar sus instalaciones solicitará grada en todo el perímetro del estadio, pero esta medida será obligatoria a partir de la temporada 23/24, al igual que la de la capacidad mínima para 4.000 espectadores, todos ellos sentados.

El documento también habla de las  condiciones para los medios de comunicación en el campo. La sala de prensa  deberá tener WIFI, distribuidor de sonido, capacidad mínima para 20 personas y tarima para tres cámaras.

En la grada, una zona  habilitada para medios con un mínimo de 20 posiciones (pupitres con enchufe), y un mínimo de 10 posiciones sin pupitre, una zona mixta, cabinas (o en su defecto posiciones para radio), zona para entrevistas 'flash' con dos posiciones, idealmente puerta exclusiva de acceso para medios de comunicación, zona de acceso de fotógrafos al terreno de juego, para los comentaristas de TV un mínimo de 2 posiciones y reserva de posición central preferente para el operador con derechos, una plataforma para la cámara principal de TV de 2 metros de ancho x 6 de largo, dos posiciones para las cámaras de 16m (idealmente plataforma, y si no, espacio o posición donde no haya público) y si las posiciones de cámara están establecidas en la Tribuna principal, la zona de Preferencia (tiro de cámara) debe disponer de graderío ocupado por público. De no ser así, habrá que construir plataformas de cámara frente a la Tribuna principal.

Por último, la RFEF recalca en sus exigencias: “El club/propietario debe confirmar que el estadio ha sido debidamente inspeccionado y aprobado por las autoridades públicas competentes y que cumple con los requisitos de seguridad y prevención de riesgos según lo dispuesto en la ley nacional/ regional aplicable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios