Real Balompédica Linense

La Balona visita al Marino 28 años después

  • Los albinegros han sumado dos empates y dos derrotas en sus anteriores viajes

  • La última campaña que coincidieron (1992-93), ambos conjuntos descendieron a Tercera

La crónica de 'Europa Sur' en la visita de la Balona de la campaña 1991-92 La crónica de 'Europa Sur' en la visita de la Balona de la campaña 1991-92

La crónica de 'Europa Sur' en la visita de la Balona de la campaña 1991-92

La Real Balompédica Linense afronta el próximo domingo, ante el CD Marino, un partido preñado de connotaciones. El tardío inicio de la competición, el sistema de ésta, que el partido llega después de más de siete meses sin competir por culpa de la crisis sanitaria generada por el Covid-19y que visita a un enemigo al que nunca ha sido capaz de vencer a domicilio.  En sus cuatro visitas los albinegros enlazan dos derrotas y otros tantos empates. Del último encuentro entre los dos conjuntos en suelo canario se cumplieron 28 años el pasado día cuatro. En aquella andadura 1992-93 los dos conjuntos retornaron a Tercera.

El CD Marino es el segundo club  más antiguo de las Islas Canarias. Fue fundado en 1933 y representa al municipio de Los Cristianos, si bien su sede está en la cercana localidad de Playa de las Américas, en el municipio de Arona, al sur de la isla de Tenerife. En la década de los noventa su primer equipo compitió con la denominación comercial de CD Marino Tenerife Sur y en algunos casos por cuestiones publicitarias y de patrocinio se obviaba el nombre del club y aparecía en todas las agendas como Tenerife Sur.

Temporada 1989-90

El conjunto azulón y la Real Balompédica cruzaron sus caminos por primera vez en el grupo III de la Segunda B durante la andadura 1989-90, en la que los linenses lo pasaron realmente mal para salvar la categoría. Aquel primero duelo en suelo insular se jugó el 11 de febrero de 1990.

La visita de la Balona se saldó con derrota por 3-0, un marcador un tanto abultado para los méritos de los visitantes, según explicaba la crónica de este periódico, que subrayaba que hasta la llegada del tercer gol los visitantes habían malogrado ocasiones que les hubiesen permitido meterse en el partido. Rafa (17’), Julio en una espectacular tijereta (59’) y Carrasco (78’) anotaron los goles de la escuadra azulina.

En aquella ocasión jugaron por el Marino: Urresti, Huertas, José Ramón, Toño Reyes, Tony, Mínguez, Javi (Carrasco, 29’), Tata, Julio, Gomerito (Carlos Gilberto, 83’) y Sito.

Por la Balona lo hicieron: Juano; Salvador, Arreitu, Aparicio, Arias (Francis, 60’), Pacheco, Ordás, García, Curro Álvarez, Ormaechea (Juamna, 69’) y Ahuamda.

Temporada 1990-91

La temporada siguiente (90-91), también en el grupo III, la Balompédica caía por 2-1. El duelo se escenificó el diez de marzo de 1991, cuando todavía todas las portadas de los periódicos hablaban de la finalización de la Guerra del Golfo.

“El Marino superó en todo a la Balona, que marcó primero”, contaba Europa Sur, que hacía especial hincapié en que en la pelea por evitar el descalabro, los tinerfeños pasaban a tener a su favor el coeficiente particular.

Ridle, entrenador del conjunto de casa, alineó a: Urcelay, Fra, Roberto, Toño Reyes, Pedro Martín, Teto, Chinea (Gomerito, 80’),  Tata, Juan Miguel, Quico y Carrasco.

Por su parte la Balompédica formó con: Pablo; Ismael, García, Javi, Serna, Lucendo (Arreitu, 44’), Torremocha, Felipe, Tomy, Miguel Ángel (Francis, 56’) y Julio Medina.

Julio adelantó a los linenses en el 18’, pero la insistencia en el ataque de un equipo que venía en plena racha ascendente quedó cristalizada con dianas de Quico (35’) y Chinea (50’).

La andadura de la liguilla

En la recordada campaña 1991-92, en la que el conjunto de La Línea llegó a disputar la fase de ascenso a Segunda división con Salamanca, Villarreal y Girona, la Balompédica llegó a Tenerife –en concreto al campo Las Javielas de Buzanada, según especificaba la reseña de prensa- en la jornada 30 del grupo IV, con la clasificación para la liguilla (entonces sí liguilla) bien encaminada. El duelo acabó sin goles. Fue uno de los peores partidos de la Balona, a la que tuvo que sujetar José Salvador Requena con varias intervenciones de muchísimo mérito. “La Balona salva un punto en Tenerife”, tituló este diario.

Causanilles, preparador del conjunto de casa, formó con: Urresti, Teto, Álex, Juan Miguel, Oval, Kiko, Fran (Silvero, 54’), Carrasco, Willy (Piyé, 76’), Roberto y Santi.

Gabriel Navarro Baby contó con: Requena, Antonio, Javier Umbría, Ramón Pavón, Juan Arias, Francis Cabral (Feliciano, 59’), Elorduy, Juan Hoyos (Armando, 67’), Manolo Ahumada, García y Saborido.

La campaña del descenso

La campaña 1992-93 fue la última en la que se cruzaron estas dos escuadras. Ambos acabaron descendiendo y sus destinos han caminado por destinos diferentes que confluyen el próximo domingo. En aquella ocasión el duelo, jugado el cuatro de octubre, finalizó con empate a un tanto. Portillo adelantó a la Balona (41’) y Dani Moreno (48’) restableció las tablas.

Por los de casa jugaron: Juan Pedro, Julio Durán, Teto, Juan Miguel, Toni, Fran, Tata, Víctor Bermúdez (Gomerito, 84’), Ariel Viqueira (Dani Moreno, 46’), Julio Suárez y Carrasco.

Por la Balona lo hicieron: Belman, García, Pavón, Arias, Toño, Umbría, David Rico, Montero, Moreno (Mancilla, 61’), Portillo y Rangel (Gaitán, 57’).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios