Real Balompédica Linense Antoñito solo sufre un esguince y podrá reaparecer con la Balona esta temporada

  • Los médicos confirman la mejor de las opciones de la lesión del algecireño

  • Los galenos vaticinan dos-tres semanas antes de la vuelta del centrocampista

Antonñito se duele sobre el césped del Municipal, antes de ser relevado frente al Real Murcia

Antonñito se duele sobre el césped del Municipal, antes de ser relevado frente al Real Murcia / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense ha informado este viernes que el centrocampista Antonio González [Antoñito] solo sufre un esguince en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha. El club especifica en su nota que el periodo de recuperación “dependerá de su evolución” pero todo indica que si no surgen nuevos contratiempos, el algecireño podrá volver a la competición antes de que finalice la fase de ascenso a la Liga Pro en la que está envuelto y que finaliza el próximo nueve de mayo.

Dentro de la desgracia que siempre supone una lesión, una buena noticia. Los servicios médicos de la Real Balompédica ya habían predicho que Antoñito tenía dañado el ligamento lateral de su rodilla derecha, después de que el pasado domingo tuviese que ser relevado en el minuto 21 del encuentro entre los albinegros y el Real Murcia. Los galenos necesitaban una resonancia magnética para conocer el alcance exacto de la lesión y el jugador se sometió a la misma este jueves, una vez desapareció la inflamación de la articulación. Y de las opciones que manejaban, las pruebas han venido a confirmar la mejor de las opciones, solo sufre un esguince y el menisco no está dañado.

El prestigioso traumatólogo Juan Arnal explica: “El ligamento lateral interno se encuentra en la parte medial o interna de la rodilla y a diferencia de los ligamento cruzados, se encuentra fuera de la articulación. Conecta la parte superior de la tibia con la parte inferior del fémur resistiendo la desviación de la rodilla hacia dentro”.

“Una lesión del ligamento lateral interno la denominamos a menudo directamente esguince del ligamento lateral interno, ya que la mayor parte de las lesiones son estiramientos de las fibras del ligamento con pequeñas roturas parciales. El estiramiento o rotura del ligamento lateral interno se causa por una fuerza externa que desvía la rodilla hacia dentro (hacia la otra rodilla). Esto puede ocurrir por un mecanismo directo (en los casos menos graves) como un golpe en la parte externa de la rodilla, hasta un mecanismo indirecto de torsión (se clava la bota de fútbol), dónde las lesiones pueden ser mas graves”, detalla.

El galeno explica que en el caso de esguinces “solo tardan unos días o par de semanas en sanar”, lo que se traduce en que Antoñito no está siquiera descartado para el primer encuentro de la segunda fase que la Balompédica disputará en la Nueva Condomina ante el Real Murcia el próximo 25 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios