Andalucía

La Junta espera al final de la maraña judicial para derribar el Algarrobico

  • El proceso puede demorarse durante meses antes de que el TSJA se pronuncie · La Administración autonómica deja "meridianamente clara" su voluntad por demoler

Comentarios 2

La Junta va a esperar a que se desenrede la maraña judicial que aún atenaza el futuro legal del hotel de El Algarrobico (Almería) al que aún le quedan meses antes de que se produzca un derribo que está más cerca hoy que ayer. Tanto el consejero de Medio Ambiente, como su homónima de Obras Públicas, José Juan Díaz Trillo y Josefina Cruz Villalón, reconocieron ayer que, pese a que su intención última es demoler el hotel quieren que se despeje el marco jurídico antes de proceder a su ejecución. La sentencia del TSJA sobre la licencia municipal, que presumiblemente será nuevamente recurrida, puede dilatarse aún varios meses.

En cualquier caso, la paciencia parece haberse instalado en los responsables del Ejecutivo autonómico. Díaz Trillo aseguró ayer que la voluntad de las dos administraciones está "meridianamente clara" y expresó su convicción de que "ojalá que cuanto antes todo este entramado de procesos acabe y podamos proceder a recuperar ese espacio restaurado". Asimismo, recordó que esa demolición está prevista en un convenio específico que "firmarán el Gobierno y la Junta" y añadió que "la voluntad política de ambos está más que clara".

Por su parte, la consejera de Obras Públicas aseguró que la voluntad de su departamento es "continuar trabajando en la misma línea en la que lo hemos hecho hasta ahora, es decir, en la demolición del edificio". Cruz Villalón aclaró que "acata y respeta" la sentencia del tribunal de lo contencioso administrativo en la que no daba luz verde a la demolición por los perjuicios que se ocasionarían a la constructora y aseguró que "es verdad que se había declarado por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, la voluntad de proceder a su demolición", pero recordó que "existe una normativa de forma que el respeto a las decisiones judiciales están por encima de cualquier consideración". No obstante, "la Junta seguirá con el mismo objetivo que tenía en un principio".

Después de la decisión del tribunal de lo contencioso en Almería, al edificio todavía le queda un largo camino en los juzgados. Se espera la decisión del TSJA sobre la ilegalidad de la licencia municipal concedida a la promotora, que no diferirá mucho de la doctrina contenida en la sentencia del Tribunal Supremo del pasado mes de octubre, donde se especificaba que la zona estaba protegida por el Plan de Ordenación de 1994, más restrictivo que el aprobado en 2008. En cualquier caso, al hotel le quedan 36 recursos pendientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios