Algeciras

Los trabajadores del Cobre alertan de la privatización de la atención a los menores

  • Los empleados se concentran para pedir la búsqueda de alternativas al cierre del centro de menores extranjeros no acompañados de Algeciras

  • Rechazan que haya una situación de peligrosidad extrema en el edificio

Protesta de los trabajadores del centro de menores del Cobre Protesta de los trabajadores del centro de menores del Cobre

Protesta de los trabajadores del centro de menores del Cobre / Erasmo Fenoy

Comentarios 1

Los trabajadores del centro de menores Nuestra Señora del Cobre, en Algeciras, se han concentrado esta mañana en contra de la decisión adoptada por la Junta de Andalucía de cerrar provisionalmente las instalaciones ante lo que considera una situación de "grave peligro para la integridad de los menores y el personal que los asiste".

Convocados por Comisiones Obreras, los empleados del centro han mostrado su rechazo al anuncio de la Consejería de Igualdad. Para CCOO, la alegada peligrosidad inminente que obliga a cerrar el centro es falsa, puesto que el edificio lleva años en esas condiciones. "La parte que se está utilizando, aparte de una mano de una pintura no necesitaría mucho más", aseguran desde el sindicato. Distinta es la situación de la otra ala del edificio, que en un principio iba a ser reformada y para ello fue derribada, pero cuya obra nunca llegó a ejecutarse, por lo que quedó derruida y separada del resto de las instalaciones por una valla metálica.

Para CCOO, lo que se esconde detrás de la decisión de la Junta de Andalucía es la privatización del servicio de atención a estos menores no acompañados. "Creemos que el cierre es claramente una cuestión intencionada", remarcan desde el sindicato, que dejará en manos privadas la atención a los menores que llegan en patera pese a que "la atención que se presta es mucho peor en centros privados". 

La Consejería de Igualdad, titular del centro del Cobre, asegura que se negociará con los trabajadores su reubicación en otros centros de la zona, cercanos o de la zona de residencia de los empleados, pero el sindicato asegura que esas conversaciones aún no se han iniciado. 

La decisión llega tras un informe elaborado por la Administración autonómica, que ha constatado importantes deficiencias estructurales, un más que deficiente estado de conservación y problemas con la instalación eléctrica y de saneamiento en el centro del Cobre. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios