Algeciras

Una zona de bares y subasta de puestos para revitalizar los mercados de Algeciras

  • El Ayuntamiento trabaja para sacar a concurso los 28 espacios vacíos del Ingeniero Torroja y Hotel Garrido

  • Los empresarios del mercado central abogan por crear una 'calle gastronómica' con varios establecimientos que sirvan comida

Un día en el mercado de Algeciras. Un día en el mercado de Algeciras.

Un día en el mercado de Algeciras. / Nacho Marin (Algeciras)

Un bar donde tomar el tradicional pescaíto frito, otro con las mejores chacinas, tapas y bebidas para acompañar a una mañana de compra en el mercado. Esa es la propuesta que los empresarios del Ingeniero Torroja quieren llevar adelante y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Algeciras: ampliar la nómina de cuatro bares que hay ahora en la plaza para crear una zona gastronómica como la que ya existe en muchos mercados del país. Un paso adelante para revitalizar la plaza.

Lugares centrales de la actividad comercial durante décadas, los mercados de Algeciras han ido perdiendo fuelle con el cambio de los hábitos de compra, la competencia de las grandes superficies y las dificultades para la renovación de los puestos existentes. Llega el momento de impulsarlos y para ello el Ayuntamiento de Algeciras está trabajando en una doble vertiente: por un lado, esa zona gastronómica, en la que son los propios empresarios los que están auspiciando el cambio. Por otro, ya se están iniciando las gestiones para recuperar y sacar a subasta los 28 puestos vacíos existentes en el Ingeniero Torroja y Hotel Garrido.

El teniente de alcalde delegado de Mercados, Sergio Pelayo, explica que "son los actuales concesionarios los que quieren montar algunos bares dentro del mercado". En la actualidad hay cuatro establecimientos hosteleros y un empresario quiere abrir otros dos puestos unidos para crear el quinto bar. Pero también hay propuestas para habilitar espacios gastronómicos en los que el consumidor compre el producto y este sea cocinado en el momento.

La propuesta es convertir en una especie de calle gastronómica el pasillo en el que se encuentran los bares. Todo ello respetando las características propias del mercado y del singular edificio diseñado por el ingeniero Eduardo Torroja, Bien de Interés Cultural.

En ese proyecto es clave la otra actuación que ya ha emprendido el Ayuntamiento de Algeciras: la puesta en uso de los módulos vacíos. A lo largo de los años han ido desapareciendo actividades de las distintas calles de la plaza de abastos, hasta dejar un total de 22 puestos cerrados (una quinta parte del total) que restan valor al espacio comercial. De ellos, solo uno está en manos del Ayuntamiento, los restantes 21 están cedidos a concesionarios.

Mercado Hotel Garrido de Algeciras Mercado Hotel Garrido de Algeciras

Mercado Hotel Garrido de Algeciras / Nacho Marín

El Consistorio quiere rescatar ahora esos puestos vacíos para cedérselos a otros concesionarios que les den actividad. Un primer paso para ello ha sido facilitar los trámites para el cambio de titularidad de la concesión, de forma que la transferencia entre familiares de primer y segundo grado fuese gratuita. Una vez abierta esa posibilidad, para los puestos que permanezcan aún cerrados se iniciará el procedimiento de rescate porque "tienen que estar abiertos".

Más fácil será el proceso para el lote de 7 módulos (1 abajo y 6 en el Hotel Garrido) que están en manos del Ayuntamiento. Esos se podrán sacar directamente a concurso con el objetivo de "dinamizar los mercados". 

Se trata de un proceso todavía incipiente. "La idea", explica Pelayo, "es llevar al próximo pleno municipal el nuevo reglamento de mercados, a ver si da tiempo". En él se mantiene la posibilidad de rescate de los puestos por falta de actividad. A partir de ahí habrá que tramitar esa devolución.

Esta iniciativa se suma a la ejecución de obras en ambos mercados para paliar las deficiencias detectadas. En el caso del Ingeniero Torroja, el Ayuntamiento ejecutó en 2019 obras de mejora cofinanciado con los fondos europeos de la Edusi Barrio de la Caridad en el entorno y el edificio, actuando en los paramentos, tapando grietas y fisuras y pintando el edificio tanto en su interior como en el exterior, incluida la bóveda. También se sustituyeron las puertas y las rejillas bajo la bóveda y se arreglaron los aseos. Asimismo, se renovó la instalación eléctrica del mercado.

Para este año se programaron las obras del mercado Hotel Garrido, de mejora de la impermeabilización y estética, retrasadas por la pandemia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios