Salvador de la Encina | Presidente de Puertos del Estado “No se entiende que un puerto como Algeciras tenga ese déficit de personal”

Salvador de la Encina, en la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar

Salvador de la Encina, en la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar / Jorge del Águila

–Estamos a abril de 2019, Algeciras lleva meses sin conexión ferroviaria y la obra del Corredor prevista para 2020 no avanza a muy buen ritmo.

–Aquí tengo que ser crítico. La Algeciras-Bobadilla es una asignatura pendiente histórica, pero hubo un esfuerzo importante en el periodo 2008-2010 para ejecutar el tramo más complejo medioambientalmente hablando, el San Pablo-Ronda. Y desde entonces el avance ha sido mínimo. Nuestro compromiso, el del Gobierno socialista, ha sido aprobar 224 millones de euros, pero el presupuesto no salió adelante y se disolvieron las cortes. Nuestro compromiso si gobernamos es volver a poner la misma cifra. Más allá de eso se está avanzando en el tramo San Pablo-Almoraima y se está abordando el proyecto del Ronda-Bobadilla, que es el más costoso.

–¿Ve posible llegar a 2021?

–El lunes pasado hubo una reunión de todos los responsables en esta materia con el coordinador del Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, y seguimos manteniendo que es posible acabar en el horizonte 2021 con la electrificación en 2022 el proyecto que tenemos, de 450 millones, el que dejó el anterior Gobierno. Y en el momento en que se pueda, abordar retos como una segunda vía o nuevas alternativas que posibiliten que el Puerto de Algeciras compita igual que otros que tienen varias vías de ferrocarril. Es difícil, sí, pero es posible, es cuestión de presupuesto.

–Otro problema del Puerto de Algeciras es la acuciante falta de personal, ¿qué solución se está planteando para ello?

–El Puerto de Algeciras hace 30 años, cuando la clasificación antigua de los puertos, era de segunda categoría, porque no era el gran puerto que es hoy. Eso ha hecho que históricamente la asignación de personal no haya ido acompasada a su crecimiento. No es un problema de Puertos del Estado, sino de Hacienda, y voy a volver a abordarlo. Me consta que Manuel Morón ha hecho un esfuerzo titánico (también me lo ha reclamado Gerardo Landaluce) pero Hacienda a veces valora aspectos que no llego a entender. No se entiende que un puerto con el movimiento de toneladas y contenedores que tiene Algeciras, con el 23% del tráfico total, tenga un déficit de personal tan importante respecto a otros. Me consta que otros puertos tienen el mismo problema y pondremos el mismo empeño en mejorar la situación.

–El problema es especialmente grave en el Punto de Inspección Fronterizo. ¿Se está buscando personal?

–El PIF es el corazón del Puerto. Se hizo una fuerte inversión, es el único 24 horas, pero no tiene personal para un control rápido, especialmente en momentos claves de campañas. Hay falta de personal y Hacienda ya está buscando mecanismos para cubrir sustituciones y las nuevas incorporaciones.

–¿Es viable la idea de una aduana conjunta con Marruecos para agilizar el tránsito?

–Es una idea que presentó Manuel Morón, el sello único del Estrecho. No es fácil porque estamos hablando de la relación de puertos de la UE con puertos de otro país, pero poder se puede hacer, porque ha habido otros ejemplos. Es un reto de futuro. Ahora quiero abordar los retos cercanos.

"Hay que conseguir que los ciudadanos vean al Puerto como parte de su ciudad. Habrá que buscar fórmulas imaginativas para impulsar la máxima colaboración"

–Una de las grandes demandas, no solo en Algeciras, es una mayor integración de los puertos con sus ciudades.

–A mí me gustaría que ese marco que se ha conseguido en muchos puertos se alcance en todos. Es algo que compete a cada autoridad portuaria, pero la consigna que he transmitido ya es que hay que conseguir que los ciudadanos vean a los puertos como parte de su ciudad. En Algeciras hay una cuestión singular: la Operación Paso del Estrecho, que ocupa una buena parte de los terrenos. Habrá que buscar fórmulas imaginativas para impulsar la máxima colaboración y disfrute.

–¿Qué le parecen los proyectos que ha presentado el Puerto para ese acercamiento?

–Esa apuesta ya empezó hace años con un concurso de ideas que se puso en marcha en 2004, en el que se planteó un parque metropolitano en el Llano Amarillo y se preveían una buena parte de las cuestiones que se han planteado. Se hicieron el Paseo de la Cornisa, el Parque del Centenario, pero todavía se puede hacer más. Es una asignatura pendiente y desde Puertos del Estado ojalá pueda ayudar a sacarla adelante.

–¿Es viable recuperar el Llano?

–La situación es la que es. En mí Gerardo Landaluce va a tener un colaborador para buscar alternativas. Igual podemos buscar una solución sin poner en riesgo la OPE, que es una operación de Estado. Es una cuestión compleja que quizás habrá que abordar más adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios