San Roque El gran incendio de Indorama provoca la alarma en el Campo de Gibraltar

  • El fuego en una nave de almacenamiento provoca una nube visible a muchos kilómetros a la redonda

  • Cuatro personas, heridas leves por inhalación de humo

Vista del incendio en la planta de Indorama en San Roque

Vista del incendio en la planta de Indorama en San Roque / Erasmo Fenoy

En torno a las 15:00 de ayer los móviles del Campo de Gibraltar comenzaron a sonar. Las notificaciones precedían a las imágenes de una espectacular columna de humo que se erguía desde la zona industrial de Guadarranque e iba cubriendo el cielo a su alrededor. El origen estaba en un incendio en una planta de la fábrica de Indorama (la antigua Interquisa) en San Roque, empresa dedicada a la fabricación de productos plásticos, y el humo negrísimo (como era de esperar por el material que ardía) generaba una profunda alarma en la población de la comarca.

El fuego se inició poco antes de las tres de la tarde en una nave de almacenamiento de material. A las 15:10 los teléfonos del 112 empezaban a recibir decenas de llamadas alertando de una deflagración. En concreto, se prendían unas sacas que contenían dos de los tres productos que se fabrican en Indorama: ácido tereftálico purificado (PTA) y ácido isoftálico purificado (PIA), dos componentes con diversas aplicaciones y fundamentalmente usados en la fabricación de PET (Poli-etilem-tereftalato), que también se produce en las instalaciones sanroqueñas.

En total, ardieron ayer 1.000 toneladas de producto, según el primer cálculo aportado por la empresa, que generaron un humo intenso que se fue expandiendo hasta hacerse visible a muchos kilómetros de distancia. El viento lo empujaba hacia Los Barrios y la población miraba asustada el avance del humo, que en algún momento se tornaba en llama. El polígono Guadarranque era desalojado en prevención, pero también vecinos de las zonas colindantes abandonaron sus casas ante la incertidumbre sobre la evolución del fuego. Fue el caso de Miraflores y Polvorilla. No eran los únicos preocupados: se vio a los bañistas retirarse de la costa cercana, si bien la Guardia Civil informaba en Guadacorte de que no era necesario abandonar la zona. Las redes sociales también echaban humo.

Cuatro personas tuvieron que ser atendidas por los servicios de salud por inhalación de humo, dos de ellas in situ y otras dos trasladadas a centros sanitarios. Los servicios sanitarios dispusieron dos UVI móviles y un vehículo de múltiples víctimas durante la intervención, dejando después una ambulancia por si algún miembro de los servicios de extinción requiriese asistencia.

Incendio en San Roque

Los servicios de emergencia se activaron de inmediato, enviando a numerosos efectivos. En el punto más grave del fuego trabajaban en su extinción más de un centenar de personas: Bomberos del Consorcio Provincial de Cádiz y de la refinería de Cepsa (además de la propia brigada contraincendios de Indorama), Guardia Civil, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Policía Local y Protección Civil. Se cortó el acceso al polígono y se recomendó precaución en el paso de la A-7. Hasta el lugar también se desplazaron un técnico y cinco agentes del Grupo de Emergencias de Andalucía para colaborar en las funciones de coordinación, asesoramiento y soporte logístico y tecnológico y desplegar un Puesto de Mando Avanzado.

Tras evaluar la situación, la Junta de Andalucía activó a las 16:45 el Plan de Emergencia Exterior, que se mantuvo así hasta las 19:50, bajo la coordinación de la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz. El Ayuntamiento de Algeciras ya había iniciado también su Plan de Emergencia Municipal en fase de preemergencia, según anunciaba el alcalde a través de redes sociales. En Los Barrios el Ayuntamiento se mantenía alerta, pero no llegó a activar su plan de emergencias. Faltaba que la empresa confirmase qué había pasado públicamente.

Dos horas después del inicio del fuego, la compañía ratificaba que este se había generado en su almacén de productos terminados, puntualizando que el humo que se estaba generando no era tóxico. El mismo mensaje reiteraban los distintos ayuntamientos afectados y la Junta de Andalucía: el humo no era perjudicial para la salud por el tipo de productos que estaban ardiendo. Pese a ello, “de forma preventiva” explicaba la Administración autonómica, se recomendó a la población cerrar las ventanas de sus domicilios ante la presencia de partículas del incendio. Algo que generó aún más inquietud.

Los bomberos trabajan en la extinción del fuego de Indorama en San Roque Los bomberos trabajan en la extinción del fuego de Indorama en San Roque

Los bomberos trabajan en la extinción del fuego de Indorama en San Roque / E. S.

Finalmente, cerca de las 20:00 la empresa anunció que había dado por controlado el incendio y la Junta desactivó el Plan de Emergencia, ya que no había riesgo de que en su evolución más desfavorable afectase a la población según los técnicos desplazados al siniestro.

En la noche de ayer, bomberos del Consorcio y la refinería se mantenían activos refrescando la zona incendiada, unas labores de refresco que durarán 24 horas para garantizar que el fuego no se reactiva. En total, participaban en la extinción 8 dotaciones del Consorcio de los parques de Los Barrios, Algeciras, La Línea y San Roque, a los que horas después se unían vehículos y efectivos de Cádiz, Chiclana y Jerez con el refuerzo de El Puerto de Santa María. Bomberos ya había utilizado la red contraincendios de la planta de Indorama dentro de un programa de formación.

Una investigación tendrá que determinar los motivos del comienzo del fuego, además de una evaluación detallada de los daños provocados. A pesar de lo aparatoso del incendio, Indorama no paró su proceso de fabricación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios