San Roque

La familia de Ilyas recurre el archivo de la causa por su muerte en un centro de menores

  • Considera que la juez instructora no ha tenido en cuenta el informe del médico forense ni los protocolos oficiales, sino solo un protocolo del propio centro de menores

  • La asociación Ginso, que gestiona el centro, defiende que sus trabajadores cumplieron "de manera escrupulosa" el procedimiento vigente

Khadija, madre de Ilias T., muestra una foto de su hijo, fallecido en el centro de menores Tierras de Oria Khadija, madre de Ilias T., muestra una foto de su hijo, fallecido en el centro de menores Tierras de Oria

Khadija, madre de Ilias T., muestra una foto de su hijo, fallecido en el centro de menores Tierras de Oria

La familia de Ilyas T., el joven de 18 años que falleció en el centro de menores Tierras de Oria del municipio almeriense de Oria, ha recurrido el sobreseimiento y archivo de la causa al entender que existen indicios suficientes de la comisión de un delito de homicidio. El joven residía con su familia en San Roque antes de ingresar en el sistema de reforma.

El Juzgado de Purchena (Almería) abrió una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se produjo la muerte del joven el 1 de julio del año pasado tras ser inmovilizado por trabajadores del centro de menores. El pasado mes de enero el Juzgado archivó la causa, al entender que no había indicios de responsabilidades penales por parte de los trabajadores investigados por la muerte de Ilyas T.

El abogado de la familia del joven ha presentado un recurso de apelación contra el auto de archivo del Juzgado de Purchena, al que ha tenido acceso Efe, en el que afirma que la instrucción de la causa "quedó circunscrita a la verificación de la correcta aplicación del protocolo de contención".

Subraya que la instructora "no ha tenido en consideración ni lo mantenido por el médico forense ni lo establecido en los protocolos oficiales y directrices de organismos públicos, sino que se ha basado únicamente en el protocolo existente en el centro de menores en dicho momento". Un protocolo que, subraya el abogado, ha sido "realizado por la empresa privada que gestiona el centro".

Asimismo, sostiene que no ha sido posible plantear a los investigados diferentes cuestiones como si antes de aplicar este protocolo se dio opción al fallecido a "calmarse" o si se trabajó con él el tiempo suficiente para evitar la "contención mecánica prolongada", o si se plantearon otras medidas "menos gravosas".

Además, mantiene que la medida de contención mecánica prolongada "fue aplicada con vulneración total y flagrante de todos los protocolos y directrices oficiales existentes, ya que se realizó colocando a Ilyas boca abajo, cuando esta posición es muy peligrosa, y el mismo informe del médico forense indica que pudo ser una de las causas que concurrieron al fatal desenlace".

El diario El País publicó el pasado miércoles un vídeo del momento en el que se le practicó la inmovilización a Ilyas en el que, según este periódico, "no se percibe que el joven oponga resistencia de ningún modo".

El director del centro de menores, Manuel Madrid, presentó su dimisión la semana pasada por "problemas familiares serios", según aseguró a Efe.

Ginso, la asociación sin ánimo de lucro que gestiona el centro de menores reitera al respecto que los trabajadores "cumplieron de manera escrupulosa con el protocolo y procedimientos vigentes en su momento".

Así lo ha manifestado la entidad en un comunicado, en el que muestra su respeto a la decisión de la familia del fallecido de recurrir ante la Audiencia Provincial de Almería. En este sentido, ha incidido en que tras la investigación judicial, "quedó patente la necesidad y correcta aplicación de las medidas de contención por parte de los empleados, quienes cumplieron de manera escrupulosa con el protocolo y procedimientos vigentes en su momento, en materia de contenciones".

Asimismo, ha subrayado que esta medida es de carácter "excepcional", por lo que se aplica "tras haber agotado todos los recursos socioeducativos y terapéuticos" y siempre con la "mínima fuerza imprescindible necesaria por parte de 6 personas, una por cada extremidad y otra que inmovilice cada una de ellas, según regula el mencionado protocolo". En cuanto al vídeo, apunta que "solo refleja parte" de lo que ocurrió el pasado 1 de julio, "sesgando la información difundida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios