Provincia

"Las tecnologías han creado el acoso 24/7 a los niños"

  • Preocupación en la organización por el aumento de la violencia vicaria de los adultos contra los menores

Andrés Conde en un momento de su conferencia, ayer, en la Casa Pemán. Andrés Conde en un momento de su conferencia, ayer, en la Casa Pemán.

Andrés Conde en un momento de su conferencia, ayer, en la Casa Pemán. / fito carreto

Un hecho reciente estremeció a toda España hace unas semanas. La muerte de Gabriel, el niño almeriense, horrorizó al país, pero para una persona como Andrés Conde, acostumbrado a trabajar en el día a día con historias muy duras, ese cruel suceso, aunque llevado al extremo, no es un hecho excepcional. Aquello puso de manifiesto lo que es nuestro país, que se mueve por una solidaridad sumamente emocional y sólo se moviliza ante hechos consumados que considera excepcionales. Así, el caso de Gabriel sacó a la gente a la calle. Antes había salido por las mujeres, por las pensiones... Nadie se moviliza por los niños, pese a los datos escalofriantes de pobreza señalados en su conferencia o los de violencia, que se viven día a día en las casas. Conde echa de menos en España una solidaridad más continua que permita trabajar en la prevención para luego no tener que lamentar. Esa formación tendría que establecerse tanto en el ámbito policial como el educativo y el sanitario. Porque, por ejemplo, uno de los fenómenos que más preocupan en Save the Children es el incremento que se está detectando en lo que se conoce como violencia vicaria, es decir, violencia contra los niños por parte de los adultos para dañar a un tercero. Sólo llegamos a conocer los casos más extremos, pero estos se están larvando, y abogó por que "el entorno se implique. No podemos decir cuando existe violencia entre pares, es decir, entre niños, que son cosas de los niños, o cuando sospechamos que está ocurriendo algo dentro del hogar, digamos que son cosas de la familia. El entorno debe de reaccionar".

También, a preguntas del público, señaló el papel que están jugando las nuevas tecnologías en un nuevo tipo de acoso que ya no se circunscribe sólo al entorno escolar. "Es el acoso 24/7, es decir, 24 horas al día siete días a la semana. A través de esos dispositivos, el acoso se puede llegar a convertir en algo permanente".

También dibujó el perfil del niño que corre más riesgo de vivir en una situación de indefensión, una mayor vulnerabilidad. "Éste sería una niña inmigrante con alguna discapacidad. Estos casos son los que mayor atención necesitan".

Separó, en contestación a otra pregunta, cualquier relación entre pobreza y violencia. "La violencia atraviesa las clases sociales y, de hecho, se detecta una prevalencia de violencia contra los niños en niveles de renta altos".

Y abogó por poner al niño en el centro y tener hacia él una mirada multisectorial.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios