Tribuna libre

Miguel Ángel Vázquez

Senador por el PSOE

300 millones

"Durante los seis años que sufrimos el castigo a la comarca por parte del PP, con Mariano Rajoy en la Moncloa, a la Algeciras-Bobadilla sólo se destinaron 40 millones"

Miguel Ángel Vázquez. Miguel Ángel Vázquez.

Miguel Ángel Vázquez.

“La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta”. Estas palabras del escritor y periodista G. K. Chesterton ilustran a la perfección lo ocurrido en el Campo de Gibraltar como consecuencia de la lectura precipitada de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 por parte del Partido Popular. Unas cuentas que responden como nunca a las expectativas de la comarca y que se ejemplifica con la mayor inversión para la modernización de la línea férrea Algeciras-Bobadilla desde que comenzaron las obras. Nada más y nada menos que 300 millones de euros. Hasta la fecha, este infraestructura crucial para el desarrollo socioeconómico de la comarca y de Andalucía acumula retrasos y el ejercicio con más inversión fue el de 2010, con otro gobierno socialista, con 118 millones ejecutados. Los seis años de gobiernos del PP, en cambio, se caracterizan por la caída en picado de la inversión y la práctica paralización de los trabajos.

Los 300 millones representan una apuesta sin precedentes. Nadie ya lo pone en duda. Sin embargo, lo que se debería hacer celebrado desde el inicio como una gran noticia para el Campo de Gibraltar por el montante de la partida y lo que significa de impulso para el proyecto ha dado pie a una ceremonia de confusión y desinformación. En esta función han participado personajes (políticos) con ánimo de malmeter y otros que han ejercido de ingenuos protagonistas picando en el señuelo preparado por los primeros.

Siguiendo la cronología de los hechos, el jueves 28 se difunde que la Algeciras-Bobadilla sólo tiene consignados 35,7 millones para 2021, una cifra que de haber sido cierta resultaba claramente insuficiente. A bote pronto, tirios y troyanos dieron por buena dicha cantidad y, sin encomendarse a la más mínima prudencia, se lanzaron a descalificar un documento tan extenso como complejo como el de los Presupuestos Generales del Estado. Un día después, ante la polvareda levantada, el Ministerio de Hacienda elabora una nota explicando que lo presupuestado se divide en dos partidas, una de 35,7 millones y otra de 264,3, para un total de 300, indicando la ubicación concreta en el proyecto entregado el miércoles en el Congreso de los Diputados. Horas más tarde, la Delegación del Gobierno en Andalucía insistía en la buena nueva avanzada por el departamento que dirige María Jesús Montero.

Mucha ‘grandeza’ en los PGE y ciertas voces (políticas) que actuando sin rigor no se daban cuenta... o sí. ¿Lo hicieron por incompetencia o por malicia? La contundente magnitud de la inversión prevista ha dejado en evidencia los comentarios apresurados y las maniobras para desviar la atención ante una realidad incontestable. Un especialista en pescar en aguas revueltas como el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha pinchado en hueso en su intento de deslucir el compromiso cumplido por el Gobierno de España con el Campo de Gibraltar. Durante los seis años que sufrimos el castigo a la comarca por parte del PP, con Mariano Rajoy en la Moncloa, a la Algeciras-Bobadilla solo se destinaron 40 millones. En esos momentos, no escuchamos nunca a Landaluce alzar la voz, ni reivindicar lo que era de justicia para el Campo de Gibraltar. Eso sí, lo vimos sólo en la propaganda y haciéndose fotos un día sí y otro también con la misma traviesa.

Entre 2008 y 2019, seis de cada siete euros invertidos en la modernización de esta línea férrea tiene la firma de gobiernos socialistas: 253,5 millones de un total de 294. Sólo para el año que viene se contará con más fondos que en la suma de esos doce ejercicios. Obras (nunca mejor dicho) son amores… Y con los PGE de 2021 el Gobierno que preside Pedro Sánchez demuestra que cumple y quiere a esta tierra.

PD.- Un humilde consejo para esos que se dejan seducir por los cantos de sirenas: no sigamos tropezando una y otra vez en la misma piedra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios